Información

Querétaro, capital de la República… y del imperio

Además del Congreso Constituyente de 1917, la ciudad de Querétaro fue capital de México otras tres ocasiones. Las versiones de historiadores y académicos difieren entre sí ya que existe debate en algunas aristas, como si debe tomarse en cuenta el momento en que Maximiliano de Habsburgo nombró a nuestra ciudad como nueva capital del Imperio.

En 1847, en medio de la intervención estadounidense, Querétaro fue Capital de la Nación, donde el presidente Manuel de la Peña y Peña invocó al Congreso Nacional para dar inicio a las sesiones que desenvolverían en el tratado de Guadalupe-Hidalgo, con el cual el país cedió gran parte de su territorio a los Estados Unidos.

La siguiente vez que fue capital fue en enero de 1858, cuando Benito Juárez se instaló en la casa del gobernador de Querétaro —José María Arteaga—, debido a que él defendía la constitución de 1857. En aquel momento, el país vivía la guerra de reforma y Benito Juárez trasladó su gobierno constantemente.

Para el 19 de febrero de 1867, Maximiliano de Habsburgo se instaló en Querétaro, convirtiéndola en la “Nueva Capital del Imperio”, además se concentraron todas las fuerzas imperiales, las cuales contaban con alrededor de 9 mil hombres. El sueño de Maximiliano terminaría en nuestra ciudad, al verse rodeado con el sitio de las fuerzas republicanas, que capturaron al austríaco el 15 de mayo de 1867, fusilándole el 19 de junio del mismo año.

Por último, Venustiano Carranza, decretó el 2 de febrero de 1916 a la ciudad de Querétaro capital provisional de la República, además de declarar la ciudad como sede del Congreso Constituyente. Ya instalado el Congreso en el Teatro de la República, los debates concluyeron con la promulgación de la Constitución Política de la República Mexicana del 5 de febrero de 1917.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba