Información

Tik Tok: Un arma de ‘doble filo’ que políticos jueguen a ser influencers

La clase política debe tener cuidado al momento de incursionar en redes sociales con contenido que muestre una faceta no oficial de ellos, pues sus mensajes pueden resultar contraproducentes para su imagen, al mostrar momentos privados o situaciones fuera que pudieran salirse de control, señaló Mario Armando Vázquez Soriano, académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

El uso de aplicaciones como Tik Tok puede ser contraproducente, ya que muchas veces —al utilizarlas para tratar de llegar al público joven— los políticos no se muestran naturales. Por lo que, si desean hacerlo, deben de tener todo planeado antes de subirlo, pues cuando llega a ser espontáneo puede tener consecuencias funestas como le pasó al gobernador de Nuevo León, Samuel García y a su esposa Mariana Rodríguez”, señaló.

En Querétaro son más conocidos los casos de Luis Bernardo Nava Guerrero y Roberto Sosa Pichardo, presidentes municipales de Querétaro y Corregidora, respectivamente; ambos además aspirantes a la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) al Senado de la República en 2024.

En el caso de Sosa, destaca porque en Tik Tok realiza bailes o retos que estén en tendencia. Uno de los más populares fue cuando recreó el video de un hombre estadounidense que iba en patineta con la música de Fleetwood Mac de fondo; Sosa hizo lo mismo, al pasear sobre una patineta y tomar suero.

En contraste, Nava Guerrero suele utilizar esta red social para informar sobre acontecimientos de su gobierno; se muestra muy poco a sí mismo y, cuando lo hace, siempre luce feliz. Uno de sus últimos videos con él es un reel 360 grados en el cual aparece junto a su esposa, Arahí Domínguez quien, dice, le alegra el día.

Vázquez Soriano, maestro en Estudios Regionales por el Instituto Mora, comentó “cuando un político ventila su vida privada a través de las redes sociales lo más seguro es que lo hago con un objetivo político. Puede ser porque esté buscando de alguna forma transmitir un mensaje de cercanía a la ciudadanía, de que es un hombre o una mujer común y corriente”.

Al mismo tiempo advirtió que eso puede ser un arma de doble filo si no se utiliza bien, ya que para hacerlo debe tener una muy buena asesoría y una estrategia clara de qué es lo qué es lo que está abriendo de su vida privada: “es decir, si se establece con un objetivo y una manera de llevarlo a cabo, se puede lograr este contacto social de manera positiva”.

En el caso de los alcaldes de Querétaro y Corregidora, esta estrategia ha generado una respuesta favorable, ya que sus videos reciben comentarios de aceptación e incluso apoyo, pues siempre se muestran sonrientes, cercanos y con intereses afines a la audiencia.

Vega Carriles, el invisible

En una dirección casi opuesta a sus homólogos, Enrique Vega Carriles, presidente de El Marqués, prefiere mantener un perfil fuera de plataformas como Tik Tok, ya que, si bien es usuario de redes como Instagram, Facebook y Twitter, lo cierto es que sus publicaciones están directamente relacionadas con asuntos político-sociales, sin involucrar a su familia, como lo hace Sosa en sus historias destacadas de Instagram.

Esto conlleva que, a diferencia de Nava y Sosa, del alcalde de El Marqués tenga una menor cantidad de seguidores en redes sociales, siendo 7.5 mil su mayor número en redes, en donde sus publicaciones obtienen muy poca interacción. El cuatro veces presidente municipal no cuenta con Tik Tok.

“No necesariamente un político debe o debería exponer su vida privada a través de las redes sociales, ya que, si bien la transparencia y la rendición de cuentas son una demanda ciudadana, también los funcionarios, como ciudadanos y ciudadanas, tienen derecho a la vida privada. Aunque, si desean hacerlo para buscar lograr una mayor cercanía con la sociedad, tienen que buscar una estrategia inteligente para obtener la aprobación de las personas”, concluyó Vázquez Soriano, coordinador de la maestría en Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba