Información

Veto a camiones suburbanos se discute desde 2016

Evitar que los suburbanos circulen en la ciudad complicaría que estos usuarios lleguen pronto a sus destinos, consideró un operador de estas unidades.

Carlos es operador de Autotransportes San José Iturbide, una de las tantas empresas de transporte suburbano que llegan hasta la capital del estado desde distintas comunidades y municipios, incluso fuera del estado. En entrevista con este semanario, refirió que el retiro de autobuses suburbanos es una discusión presente desde el 2016.

Recuerda que se advirtió al Instituto Queretano del Transporte (IQT) que la sociedad no estaría pasiva ante la decisión: “Se les dijo a las autoridades que, si hacían eso [es decir, reorganizar], nos iban a perjudicar (…) y que los representantes iban a juntar a gente de sus comunidades para cerrar 5 de Febrero y ver qué solución les daban (…) Desde entonces no se volvió a tocar el tema”.

Los usuarios del transporte suburbano, como explica Carlos, son distintos a los de la zona urbana, pues se trata de mucha gente que llega a Querétaro desde sus comunidades a trabajar, vender sus productos, o estudiar; a pesar de los largos trayectos que muchas veces tienen que realizar. Evitar que los transportes suburbanos circulen en la ciudad provocaría que estos usuarios tengan mayor facilidad de llegar a sus destinos.

La Obrera como límite

En aquel momento, recuerda Carlos, los argumentos que recibieron por parte del IQT giraban en torno al tráfico que se generaba en las principales vías de circulación, congestionamiento de vehículos pesados y que las unidades no se encontraban adaptadas para el naciente sistema de Qrobús: “Los autobuses iban a llegar hasta La Obrera y después venían camiones urbanos a continuar el recorrido”.

Después de esa junta, señala el joven operador, representantes de las distintas comunidades —así como de los operadores y empresas de transporte— acudieron a las instalaciones del IQT para señalar inconformidades, ya que estas medidas representaban un problema tanto para operadores como usuarios, pues la dinámica de organización es distinta: “No hay que corretear por pasaje, hay rutas y horarios definidos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba