Información

VIH: Sólo con amparo, portador y su pareja lograron casarse en Querétaro

Después de dos meses de negativas del Registro Civil para casar a un portador de VIH y su prometido, la pareja logró un amparo para concretar su unión, lo cual es un triunfo histórico; lo anterior lo manifestó Luis Felipe Zamudio Burgos, director del Centro de Orientación e Información de VIH Sida, organización que acompañó a los afectados.

La resolución se dio el pasado 17 de noviembre. Fue el 8 de septiembre cuando el Registro Civil estatal les negó casarse por lo que marca el Código Civil de la entidad, sobre que personas con enfermedades transmisibles no pueden contraer matrimonio. Tras la resolución del juez, Zamudio Burgos espera que se modifiquen los artículos 96 y 148 del citado Código para armonizarlo con la carta magna federal en materia de derechos humanos.

En su artículo 96 fracción V, el Código establece que entre los requisitos para la unión civil se necesita un certificado médico “que asegure que los pretendientes no padecen enfermedad venérea, infectocontagiosa, crónica o incurable que sean hereditarias”.

Este precepto impidió el matrimonio de una pareja del mismo sexo el pasado septiembre. En entrevista con Tribuna de Querétaro, una de las personas afectadas por esta decisión comentó que él su pareja mandaron su solicitud de matrimonio al Registro Civil estatal, el cual aceptó en un primer momento su solicitud.

De igual forma, una vez aceptada la solicitud les indicaron la fecha de su unión; todo parecía un hecho, hasta que llevaron los documentos requeridos, entre ellos los análisis prenupciales y certificados médicos, ahí el personal del Registro Civil se da cuenta que uno de ellos tiene VIH y deciden llevar los documentos al departamento jurídico.

Días después y por escrito le notificaron a la pareja -que lleva más de siete años junta- que no podían casarse; lamentaron la situación ya que ambos estaban al tanto de que uno de ellos era portador de VIH, pero tomaba sus medicamentos y se encontraba sano. “No entiendo cuál es la lógica, porque en realidad le piden que cumpla con un requisito que no puede cumplir”, explicó el afectado.

Anteriormente, Zamudio Burgos refirió que el caso de esta pareja era un acto de doble discriminación, ya que se les impedía el matrimonio primero por la condición de portador de VIH a uno de ellos y segundo por su orientación sexual, ya que en ese momento tuvieron que solicitar un amparo para casarse, puesto que el Código Civil aún contemplaba al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Invasión de vida privada

“El Estado está para proteger a uno, pero no puede invadir el ámbito de decisión personal, si yo me caso con una persona sana o enferma, El Estado no tiene por qué meterse, es mi decisión personal” enfatizó Bernardo Romero Vázquez, coordinador del Centro de Derechos Humanos “Fray Jacobo Daciano, A. C.”, sobre el Código Civil de la entidad, que impide las uniones civiles a quienes sean portadores del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Sobre esta situación, el, expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), consideró que el estado se extralimitó en sus funciones y el artículo en cuestión es violatorio a los derechos humanos y por ende discriminatorio.

Asimismo, Romero calificó de inconstitucional la acción llevada por el Registro Civil, ya que viola el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, -reformado por última vez en 2011- que señala que la salud y preferencias sexuales no deben ser motivo de discriminación en el país.

La culpa es del Legislativo

Por su parte, Alex Ali Méndez, doctorando del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que en este tipo de casos, debe cuestionarse cuando las Legislaturas locales no acatan las leyes federales y mantienen vigentes en la normativa local preceptos que atentan contra derechos humanos.

“Se tiende a pensar que el responsable es únicamente el Registro Civil, cuando en general la responsabilidad en estos temas, tanto el matrimonio igualitario, reconocimiento de identidad trans y si quieres lo ampliamos también al reconocimiento de hijas, hijos e hijes de familias homoparentales, el tema es la restricciones que están en las propias leyes, entonces antes que el Registro Civil la responsabilidad es un Congreso que se niega acatar la Constitución”, resaltó en entrevista.

En el caso de matrimonios igualitarios, recordó que los amparos que todavía se necesitan en Querétaro son un instrumento inaccesible en muchas ocasiones por su costo: “No todas las personas tienen la posibilidad de acceder a un juicio de amparo, entonces cuando hay un mismo derecho que sólo está accesible a quien pueda acceder a un juicio, Ahí ya hay un tema de discriminación”. Méndez Díaz sentenció: “Podríamos decir sin lugar a dudas que en aquellos estados en donde no se respeta, pues no se han modificado las normas para ser accesible el matrimonio, creo que no podríamos hablar de que no hay una democracia completa, cuando no hay un respeto a esos derechos humanos y no se garantiza que todas las personas tengan todos sus derechos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba