Articulistas

Datos importantes sobre Ómicron ¿posible paso a la endemia?

La pandemia por SARS-CoV-2 que ha asolado al mundo entero desde marzo del 2020 se ha presentado a través de numerosas variantes de la cepa original de Wuhan. Cinco son las variantes de preocupación por su transmisibilidad y/o severidad de la enfermedad Covid-19. Ómicron es la última variante de este tipo, reconocida en noviembre del 2021 en Sudáfrica y hoy presente en gran parte del planeta. Esta variante contiene un gran número de mutaciones, lo que sugiere que se incubó por mucho tiempo en una persona inmunosuprimida (hay datos de personas con inmunosupresión con Covid por más de seis meses), en una población apartada y sin acceso a la vacunación o a partir directamente de un animal silvestre como reservorio. Cualquiera que haya sido el hospedero, permitió la generación de una variante con características muy particulares que la comunidad científica ha descrito. De acuerdo a la OMS, a la CDC y al estudio ZOE de Reino Unido, algunas de sus características son:

  1. Ómicron contiene alrededor de 50 mutaciones, más de 30 de ellas en la proteína Spike. Más mutaciones no significa necesariamente mayor letalidad; por el contrario, si el virus muta de más podría perder su virulencia.
  2. Las mutaciones que contiene Ómicron la hacen altamente transmisible pero no por fuerza más letal. Actualmente coexiste con la variante Delta, que había sido la dominante desde el verano del 2021.
  3. El tiempo de incubación disminuyó a entre tres a cinco días, comparado con hasta las dos semanas que la cepa original requería. 
  4. Ómicron contiene en su secuencia genética material del virus de la gripa común humana. Esto ha propiciado que la enfermedad se presente con síntomas típicos de una gripa, por lo que el hacerse pruebas rápidas de antígenos resulta de mayor importancia ahora cuando se presente cualquier síntoma relacionado con resfriado común.
  5. Los datos observados hasta ahora muestran que la mayor parte de los casos han sido ambulatorios y se recuperan en un lapso de cinco a siete días. Sin embargo, en algunas personas se pueden presentar complicaciones graves.
  6. La vacunación con dos dosis es muy poco efectiva contra Ómicron, se recomienda una tercera dosis para incrementar la protección.
  7. Países como Reino Unido, España, Italia, Estados Unidos, entre otros, han acortado el periodo de asilamiento a cinco o siete días para personas sin síntomas, o hasta que se tenga PCR negativa.

La llegada de la variante Ómicron ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que la pandemia haya iniciado su evolución a una endemia, es decir, a una enfermedad recurrente y posiblemente estacional, como lo es actualmente la influenza. Aún es difícil predecir si la pandemia ha entrado en esta etapa, pero lo hará seguramente. Por ahora es indispensable continuar con las recomendaciones para evitar que la cifra de contagios sature al sistema de salud, sobre todo por las personas muy susceptibles o no vacunadas: uso de cubrebocas, aislamiento si se es positivo al virus (muy importante reconocer los síntomas, hacerse prueba y seguir las indicaciones médicas), evitar asistir a lugares concurridos y aplicarse el refuerzo de la vacuna. Hacerlo nos permitirá equilibrar nuestras actividades diarias con la evolución de la pandemia. Mucho depende de cada una y cada uno de nosotros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba