Articulistas

Mes del orgullo, libertad de expresión y medio ambiente, incluida el agua

Este mes de junio del 2022 enfrentamos diversas situaciones relacionadas con derechos humanos a nivel mundial, con sus particularidades en Querétaro. Tres son los temas que destacan en estos primeros días del sexto mes del año.

1. Todas las personas, todos los derechos. Poco a poco ha permeado en la sociedad queretana el sentido de igualdad de género. Aunque este término es muy amplio, en este caso me refiero al respeto a la identidad de género y a los derechos de toda persona. La comunidad LGBTTTIAQ (LBGT+) ha sido históricamente blanco de agresiones y violaciones a sus derechos a nivel mundial. Décadas de lucha empiezan a dar frutos, aunque es necesario reconocer que falta un largo andar por recorrer, pues todavía hay resistencia a reconocer que existen diferentes identidades y preferencias sexuales. Con un avance paulatino gracias a los colectivos y sociedad civil organizada, la comunidad LGBT+ ha ido posicionándose y ganando el respeto de la sociedad. Es así que, a través de diferentes actividades artísticas, culturales, de difusión, de reflexión y de activismo, este mes del orgullo se vive distinto y el avance será patente en la marcha del sábado 18 que finalizará con un evento de luces en los Arcos por parte de la UAQ. La lucha continúa de forma irreversible y desde la UAQ ponemos a disposición de todas las personas el arte y el conocimiento, así como espacios de reflexión y diálogo para contribuir a una convivencia armónica y el ejercicio pleno de los derechos humanos.

2. El siete de junio pasado se conmemoró el Día de la Libertad de Expresión en México. Se celebró en Querétaro con la entrega de reconocimientos a periodistas en donde la UAQ brilló también gracias al trabajo de excelente calidad de miembros de su comunidad. Sin embargo, la invitación no consideró a todas y todos los actores de la prensa en Querétaro, ni el día siete en el evento de entrega de reconocimientos, ni el día ocho en donde se llevó a cabo otro evento -aún más cerrado- por parte del municipio capitalino. Habría que repensar qué se entiende por libertad de expresión en nuestro estado.

3. El cinco de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, conmemorado desde 1973. Este día pone sobre la mesa la urgencia de actuar para atender la triple emergencia ambiental: 1) El calentamiento global, 2) La pérdida de hábitat y 3) La contaminación del aire, de la tierra y del agua. Aquí entra, de forma obligada, la situación de estrés hídrico que vive nuestro estado y la inminente necesidad de contar con una Ley de Aguas integral, por ello es crítica la situación política alrededor de este tema, en donde se ha atacado a quien ha osado alzar la voz para exigir legalidad.

La UAQ ha manifestado su rechazo a la forma en la que se aprobó la llamada “Ley que regula la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento del estado de Querétaro”. Ante ello ha propuesto elaborar una ley de participación ciudadana, lo que le ha valido el ataque de la propia CEA, de la ESFE y de gobierno del estado. Lo más grave se ha presentado el pasado 10 de junio, cuando un contingente cerró la vialidad de la Avenida 5 de febrero en hora pico para exigir la derogación de la Ley, la generación de una Ley integral, la apertura inmediata de mesas de trabajo y que la Comisión Nacional de Agua, la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos interpongan acción de inconstitucionalidad y controversia constitucional contra la ley.

Cierto es que el acto de cerrar una vialidad tan importante afectó los derechos de la ciudadanía, que no es responsable del conflicto —hay que valorar que acciones como estas no abonan para lograr el objetivo— y se puso en riesgo a terceros y a las y los integrantes del propio contingente. Sin embargo, gravísimo fue que la autoridad, lejos de tratar conciliar, reprimió con uso de la fuerza pública a las y los manifestantes. El vocal de la CEA no mostró la menor sensibilidad para abrir el diálogo y, lejos de ello, se criminalizó la protesta por parte de las autoridades gubernamentales.

Ante estos actos hacemos un llamado a para que se privilegie el diálogo con todas las instituciones y organizaciones civiles que están preocupadas por la crisis ambiental. Como universidad, reiteramos a la sociedad y a las organizaciones nuestro apoyo para llevar a cabo las acciones pertinentes y colaborar en la elaboración de una propuesta de Ley de Aguas que proteja los ecosistemas y garantice este vital líquido para nuestra generación y las que vienen.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba