Articulistas

Protestas que hicieron historia

Las compañeras y el movimiento feminista se autoinscribieron en la historia con una de las protestas más grandes y sentidas que se hayan visto en décadas.

En ocasiones, quizá más de lo que nos damos cuenta, la Historia se hace presente en nuestras vidas de un modo más palpable, al grado que, apenas está ocurriendo el hecho, es claro que será algo histórico. Esta sensación o apreciación es más clara, en cuanto se esté consciente de la historia presente, contemporánea y de largo aliento, pero aún sin tener necesariamente un mayor conocimiento sobre los procesos sociales, hay eventos que nos permiten visualizar su importancia de un modo directo.

Esto mismo ocurrió los días 8 y 9 de marzo del año en curso, durante el Día Internacional de la Mujer (Trabajadora, como era en su origen la fecha de raíz socialista) y el ‘paro nacional’ de mujeres, convocado para el día siguiente.

En la Ciudad de México, según los medios de comunicación, se reunió una marcha de alrededor 80 mil mujeres, protesta que se replicó en cientos de ciudades del país, Latinoamérica y el mundo. En Querétaro, se calcularon unas 10 mil haciendo lo propio. Sin duda, la mayor marcha feminista en la historia de la entidad.

¿La marcha de oposición o de protesta más grande en la historia contemporánea de la entidad? Probablemente no, pero eso no importa. Las compañeras y el movimiento feminista se autoinscribieron en la historia con una de las protestas más grandes y sentidas que se hayan visto en décadas.

A la par de las jornadas de mayo del 80, de las protestas por la crisis económica del 94-95, de las convocatorias a favor del EZLN y de la paz en Chiapas, de las marchas del magisterio y de trabajadoras y trabajadores en contra de las contrarreformas de Calderón y Peña Nieto, de las protestas por el caso Ayotzinapa, entre otras.

Vestidas de negro, morado y verde, con batucada, cacerolas y megáfonos, alentaron a sus ‘hermanas’ a unirse a la causa, a decir ‘¡basta!’ a la violencia de género contra niñas, adolescentes, jóvenes, maduras, adultas mayores y mujeres trans. La marcha separatista (es decir, sin hombres), culminó en la plaza Constitución, con la lectura de un posicionamiento: ‘Nos respetarás o volveremos con antorchas a exigir nuestros derechos’.

No es para menos. Según diversas fuentes, 21 mujeres fueron asesinadas durante el 8 y el 9 en México. A pesar de las alarmantes cifras, el ‘debate’, para muchos y muchas, sigue girando en torno al supuesto ‘vandalismo’ que ha ocurrido en algunas de las manifestaciones feministas recientes. Ahora, por ejemplo, fue ‘rayado’ el tanque de agua de Zaragoza con la leyenda ‘Estado feminicida’. Para mi sorpresa, hay quienes consideran a esa estructura como un ‘monumento histórico’.

Por otra parte, mi origen de historiador me obliga a matizar, ya que también las hubo quienes, jóvenes y maduras, la Historia les pasó frente a los ojos y ellas, deliberadamente o no, decidieron cerrar los ojos frente a lo que estaba ocurriendo. Sucede en todos los movimientos sociales y procesos.

Así como los personajes de la novela Los de debajo de Mariano Azuela o en el relato antropológico Juan Pérez Jolote del queretano Ricardo Pozas, donde sus protagonistas forman parte de la ‘bola revolucionaria’, sus vidas cambian en ciento ochenta grado a causa de la Revolución Mexicana en ciernes, pero ellos, realmente no están conscientes de cómo la Historia los está golpeando constantemente y simplemente se están dejando llevar por los vientos históricos que traerán muchísimos cambios sociales.

Así, de primera mano, estudiantes de la UAQ me expresaron su desinterés por la marcha y el paro. Paro al que se sumaron, sí, pero al que no le dieron mayor importancia, cual si fuera un día de asueto cualquiera. No fueron todas, afortunadamente. Y pesar de todo, quizá temprano o tarde, más de una y más de uno, posteriormente, voltearán a ver estas protestas que hicieron historia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba