Bella Ciao

El primer debate en el Estado de México, dos contra una

Como era de esperarse, dado que son demasiado previsibles, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) colocó como moderadora del primer debate entre las únicas dos candidatas a la gubernatura del Estado de México a una persona totalmente cargada a favor de la candidata priista, Alejandra del Moral. En efecto, desde la primera pregunta a la Mtra. Delfina Gómez, candidata de Morena, la supuesta moderadora, Ana Paula Ordorica, se le fue a la yugular a dicha candidata, sin siquiera guardar las formas.

Ordorica es egresada del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) de donde han egresado o han sido profesores gran parte de la cúpula que dominó la política pública en el sector económico en los 36 años del neoliberalismo. Además, Ordorica ha desarrollado parte de su carrera en Televisa. Es decir, ya con esos antecedentes se puede sospechar hacia dónde se dirigen sus afinidades ideológicas, lo que no justifica su comportamiento en el debate. Ordorica hasta parecía una tercera candidata. Tan es así, que en algunas redes sociales circuló un meme con respecto a quién había ganado el debate y ponían en primer lugar a Delfina, en segundo lugar, a Ordorica y en tercer lugar a del Moral.

Ordorica, desde el inicio, apuntó sus baterías al tema de la corrupción y directamente le recordó a la maestra Delfina un caso en el que Morena fue multado por el INE, con 4.5 millones de pesos, cuando ella era la presidenta municipal de Texcoco.

Sin embargo, Ordorica ni recordó ni hizo alusión a la terrible corrupción de los gobernadores priistas. No es posible que una periodista profesional tenga semejantes lagunas. La corrupción de los gobernadores priistas ha sido discutida en muchos medios internacionales como el New York Times (en abril de 2017), la BBC de Londres (en noviembre de 2016) o el periódico español El Mundo (en diciembre de 2016), sólo por dar algunos de los tantos ejemplos.

El silencio de Ordorica sobre la terrible corrupción de los ex gobernadores del PRI la convirtió en cómplice de la candidata priista. No es posible que muestre “preocupación” por 4.5 millones de pesos, pero se quede callada por los casi 260 mil millones de pesos desviados por 22 gobernadores priistas entre 2012 y 2017, es decir en el sexenio del presidente priista Enrique Peña Nieto, por cierto, ex gobernador del Estado de México y con el que del Moral colaboró, como directora general del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros.

En el debate fue más que evidente que del Moral trató de ocultar al máximo que es la candidata del PRI, del PAN y del PRD. Se nota que le pesa la corrupción de dichos partidos y que le pesa que ella, en los hechos, haya sido cómplice de la corrupción de los gobiernos estatales del PRI en el estado de México y del gobierno federal priista en el sexenio 2012-2018. Y, claro, Ordorica no la tocó ni con el pétalo de una rosa.

Para del Moral y para Ordorica no existió la detención del ex gobernador priista de Tamaulipas, Tomás Yarrington, prófugo en Italia y luego sentenciado a nueve años de prisión en Estados Unidos o la detención del también ex gobernador priista de Tamaulipas, Eugenio Hernández, detenido con fines de extradición a Estados Unidos o la detención del ex gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte, detenido en Guatemala y hoy preso en México o la detención del ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte, prófugo en Estados Unidos y hoy detenido en Chihuahua, acusado de peculado y de asociación delictuosa y un largo, pero largo, larguísimo etcétera.

Lo dicho, el debate fue Ordorica y del Moral en contra de Delfina Gómez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba