Bella Ciao

La reforma electoral: racionalidad vs irracionalidad

La oposición en México, encabezada por el PAN y otras fuerzas de derecha, es verdaderamente irresponsable. No son ni democráticos ni serios en su papel de oposición. Así como votaron en blanco y negro sobre la reforma energética así pretenden hacerlo con la reforma electoral. Se trata del todo o nada, sin medias tintas, sin matices, todas las propuestas van rechazadas en bloque. Mienten, a ver si algo queda.

Yo retaría a cualquiera de la oposición a que nos dijera en qué parte de la reforma electoral propuesta por el presidente se dice que ‘desaparece el INE’. ¡En ningún lado dice eso! O no saben leer, o no han leído la iniciativa o ya la leyeron, pero no entendieron o pretenden engañar a gran parte de la población. Pero como señalaba Maquiavelo, hace más de 500 años, en su famoso libro El príncipe, “para engañar a alguien, se necesita del otro lado alguien que se deje engañar”.

Fue patético observar en la pequeña marcha del 13 de noviembre (para los estándares de las grandes marchas en México) a marchistas que iban dizque a ‘defender al INE’ y que ante la pregunta de si estaban de acuerdo con la elección por parte de la gente de consejeros del INE y de magistrados del TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) contestaban que sí, con lo que, en realidad, están a favor de una parte de la reforma electoral propuesta por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Y cuando les preguntaron a algunos marchistas, que, si estaban a favor de disminuir el costo del enorme y burocrático aparato electoral, volvieron a decir que sí, por lo que, en realidad, están a favor de otra de las propuestas de la reforma electoral.

Y cuando se les preguntó, que, si estaban a favor de la reducción del número de diputados y de senadores, decían que sí. Así que, en realidad, están a favor varias de las propuestas de la reforma electoral.

Por ejemplo, con respecto a este último punto. Los Estados Unidos, siendo un país con una población tres veces más grande que nuestro país, tienen 435 diputados, mientras que México tiene 500. Para estar en la misma proporción, México debería tener un congreso con poco menos de 150 diputados o para que los Estados Unidos tuvieran la misma proporción que México, deberían tener un mega congreso ¡con mil 500 diputados! ¿tiene esto lógica? ¡Claro que no!

No es la primera ni la última vez que un país reduce el número de sus representantes populares. Lo hizo Italia en octubre de 2020, cuando se redujo el número de diputados de 630 a 400 y el número de senadores de 315 a 200.

Así que serenidad. Es momento que elevemos la calidad del debate. No se puede avanzar con el todo el nada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba