Ciberactivos

La caja de herramientas de la comunicación gubernamental

La actual comunicación gubernamental ha conformado su propia caja de herramientas, aquella con la que construye narrativas y desacredita a todo aquel que piensa diferente o no aplaude las decisiones presidenciales. Este kit básico recupera líneas discursivas y frases acuñadas en las mañaneras, replica la lógica de los otros datos e imita actitudes y desplantes propios del poder ejecutivo.

La caja de herramientas del actual régimen incluye, entre otras cosas: descalificaciones ad libitum, etiquetas y calificativos que van desde fifís o conservadores, hasta el ya clásico neoliberales. Resulta particularmente útil por su generalizada aplicación el prefijo pseudo que se utiliza con desenfado como sustituto de la argumentación o el dato duro. Así, a cualquier crítico se le aplica el pseudo, sea este periodista, ambientalista, científico, activista o un simple ciudadano ejerciendo su derecho a la libertad de expresión.

El prefijo pseudo pretende desacreditar al mensajero, para así no tener que hacerse cargo de sus argumentos y su disposición a debatir. Nadie en su sano juicio y con integridad moral osaría oponerse a la claridad de ideas y prístinas intenciones del Ejecutivo; el que así lo hace es porque esconde intenciones aviesas, intereses oscuros o simple y llanamente pretende recuperar sus privilegios. El acreedor o acreedora al pseudo, cualquiera que sea, se expresa ilegítimamente pues nunca antes había criticado a regímenes anteriores; es sin duda un espontáneo sin antecedentes que salta al terreno de la crítica pagado por los enemigos del progreso de México.

La caja de herramientas de la comunicación gubernamental no reconoce límites, ni en cuanto a forma, estilo, estética, corrección política, diplomacia o relación con la realidad. Con singular naturalidad echa mano del “borregos” aplicado a los parlamentarios europeos o del, ya referido pseudo a músicos, actrices y actores preocupados por el daño al medio ambiente. 

Esta caja de herramientas hace las veces de guía rápida, salida fácil, detente retórico y mínimo panfleto. Es resultado de una línea discursiva y de acción que permite excesos verbales y ataques a quien se desmarque de la versión oficial. Bajo esta línea y permiso, se elaboran delirantes comunicados de prensa o respuestas diplomáticas que se confunden con fake news.

La comunicación política en nuestros días vive sus momentos más bajos; se aleja del debate y la argumentación para entregarse al paroxismo de la narrativa transformadora; el fondo no importa y la forma se reduce a un mecanismo de polarización. La verdad está en la mañanera, los datos están en la mañanera y lo que se debe pensar está en la mañanera. Como centro de gestión de sentido, esta pieza propagandística es el corazón del modelo de comunicación gubernamental y su principal pilar. La gestión de gobierno se basa en comunicar antes que en cualquier otra acción o dinámica; comunicar para controlar la agenda y construir una realidad alternativa.  Este modelo pretende desterrar el espíritu crítico del espacio público, para instalar en su lugar una celebración permanente por ser parte de la trasformación histórica que no se basa en vulgares u ordinarios resultados, sino en una épica gloriosa e incuestionable.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. LA CAJA DE HERRAMIENTAS de AMLO por Sergio Rivera Magos
    Palabrero:
    –Excelente análisis crítico de un profesor universitario. / –No todo está perdido. / –Si al menos una cabeza lúcida es capaz de ver y decir lo que es el poder patriarcal en manos del señor presidente Andrés Manuel López Obrador. / Gracias, JF.
    Q, Presidentes, 5-IV-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba