Sólo para nostálgicos

Ejército de Estados Unidos de América: soldado universal

El gobierno de Estados Unidos de América se ha caracterizado por expandir e invadir países en cualquier parte del mundo en los que considera que hace falta su presencia para “poner orden”.

Guerra entre Estados Unidos y España en 1898. El gobierno estadounidense tenía interés en comprar a España la isla de Cuba, principalmente por los productos agrícolas y el azúcar, peticiones que fueron rechazadas.

El 25 de enero de 1898 el gobierno de Estados Unidos envío el acorazado Maine a Cuba, sin solicitar permiso, era una maniobra de intimidación. En la noche del 15 de febrero el barco explotó sin causa aparente; se especuló que fue obra de los estadounidenses para declarar la guerra a España.

Y de abril a agosto se libró una batalla en la que España terminó derrotada y cedió la isla de Cuba y Puerto Rico a los Estados Unidos.

Y en Tampico, el 9 de abril de 1914, un grupo de marinos del barco estadounidense USS Dolphin que se trasportaban en una lancha en busca de gasolina, fueron detenidos por policías municipales que los condujeron a la comandancia. Al no encontrar delito alguno, quedaron en libertad una hora después; sin embargo, el comandante naval de los Estados Unidos, Henry T. Mayo, consideró este incidente como una ofensa. Exigió que el gobierno de Victoriano Huerta rindiera honores a la bandera estadounidense, a lo que se negó el gobierno mexicano, y esto sirvió de pretexto para que sin mediar declaración de guerra, marines y tropas ocuparan la aduana de Veracruz, y después de una heroica defensa de la población civil y de los cadetes de la Escuela Naval Militar, los estadounidenses estuvieron hasta el 23 de noviembre de ese mismo año (1914).

La ocupación militar estadounidense en Nicaragua fue de 1912 a 1933. Este conflicto se le conoce como “las guerras bananeras”, donde el gobierno de Estados Unidos intervenía y derrocaba gobiernos en algún país cuando los intereses económicos de las empresas de sus conciudadanos se veían afectados.

En 1950, Jacobo Árbenz triunfa como candidato presidencial de Guatemala y basa su gobierno en convertir a Guatemala de un país dependiente y de economía semicolonial a un país económicamente autosuficiente; y transformar la economía predominantemente feudal en un país moderno y con economía de mercado. Esto no podía permitirlo el gobierno de Estados Unidos, que consideraba que Árbenz era comunista y atacaba a los monopolios fruteros de Estados Unidos; instruyó a la CIA y con apoyo económico de  “United Fruit Company” para que los militares lo derrocaran, el poder quedó en manos del coronel Carlos Castillo Armas.

En América del Sur solapó derrocamientos de gobiernos legítimos en Argentina, Chile y Brasil.

Pero su intromisión no abarcó América Latina, también estuvo presente diez años en Vietnam y el 23 de marzo de 1973 completó la retirada de sus 43 mil soldados.

Y ahora la más reciente derrota del gobierno de Estados Unidos se da en Afganistán, cuando el presidente Biden ordena la salida de su cuerpo diplomático y de sus soldados.

En política todas decisiones dejan saldo a favor o en contra, y los resultados negativos están a la vista, primero la crítica de los republicanos a la administración de Biden.

El riesgo en que han quedado quienes colaboraron con el ejército estadounidense y están bajo sospecha de los talibanes, en su precipitada huida el ejército norteamericano dejó armas y municiones.

Y ahora los aliados de Estados Unidos ven que en cualquier momento pueden quedar a la deriva como ahora lo hacen en Afganistán.

Y los nostálgicos ven que el gobierno norteamericano no aprende de las derrotas. rangel_salvador@hotmail.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba