Información

Desestiman pena capital a feminicidas

El artículo 22 de la carta magna ya prohíbe expresamente “las penas de muerte”, así como otras sanciones que tengan que ver con mutilación, tortura, azotes, tormentos; entre otras.

Por separado, activistas y la representación en Querétaro de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) cuestionaron la propuesta del líder estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de permitir la pena de muerte a feminicidas; esto debido al tema político-electoral que representa, pero también por las vías equivocadas que propone. Para el encargado de despacho de la SRE en la entidad, Noé Luján Guerrero, dicha idea, de entrada, es “descabellada”, pero además no está bien planteada.

El líder estatal del PRI, Juan José Ruiz Rodríguez, pidió a dicha instancia federal que solicitara la reserva de varios artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Sobre esto, el encargado de la SRE manifestó que no tienen facultades para tramitar dichas reservas: “No creo que sea esa la manera (…) Imagínate todo lo que conllevaría. Sería algo no descabellado; lo que le sigue”. No indicó el dato preciso, pero sí que son varios los tratados que prohíben la pena de muerte a los que está suscrito México.

La propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ya prohíbe por sí misma la pena de muerte, desde una reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 9 de diciembre de 2005, durante el sexenio de Vicente Fox Quesada. Así, el artículo 22 de la carta magna ya prohíbe expresamente “las penas de muerte”, así como otras sanciones que tengan que ver con mutilación, tortura, azotes, tormentos, etc.

Tema político-electoral

Por su parte, Maricruz Ocampo Guerrero, integrante del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo (Celapaz), calificó como un “espectáculo mediático” la idea del PRI en Querétaro. Reprochó que, durante el paso del tricolor por el palacio de Gobierno y Los Pinos, fueron los primeros en negar de forma sistemática la violencia contra las mujeres.

Pareciera que los partidos que ya no la están librando van a recurrir a cosas más inverosímiles (…) Si realmente estuviera interesado, sabría que el promedio de mujeres asesinadas es de 22 a 26”, asentó Ocampo Guerrero. También acusó que, si él conociera de legislación en materia de derechos humanos, sabría que las formas como solicita las reservas no son posibles: “Nuevamente regresamos a colgarnos un tema que es una tragedia nacional”.

También se pronunció Benjamín Castro Olvera, abogado, quien expresó que existe un consenso internacional en materia de derechos humanos para no aplicar la pena de muerte; esto por humanidad. Además, en la propuesta del PRI no se especifica los métodos de ejecución a considerar, ni la selección de verdugos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba