Espectáculos

Enrique Guzmán: ‘Que se crean grandes’, aconseja a las juventudes

El rey del rock & roll en México, Enrique Guzmán, se presentó ante el público de Querétaro para llevar a una audiencia de todas las edades a un paseo musical por sus grandes clásicos y recordar algo del México de la década de los sesenta.

El escenario fue la avenida Corregidora, a un costado de la plaza homónima, donde la gente se plantó como pudo para ver al intérprete de El rock de la cárcel, quien salió puntual al escenario con su canción Mi Corazón Canta. Había quienes atravesaron el lugar con silla de ruedas o dejaron el bastón de lado para recordar otros tiempos.

Con la llegada de Guzmán al escenario, el jardín se llenó de aplausos y gritos. El cantante nacido en Venezuela desde el inició mostró una gran sonrisa y reverencias a todo aquel que lo veía, ya sea desde la multitud o la taquería que quedó junto al escenario donde se realizaron los festejos por las fiestas patrias.

El espectáculo estaba programado para durar dos horas, pero por cuestiones de edad y cansancio, estuvo poco más de una hora arriba del escenario cantando y contando anécdotas de sus películas y grabaciones. Con humor bromeó que había llegado tarde por ir a bailar con los concheros que ese día danzaron en el Centro Histórico o que los Teen Tops se quedaron castigados y no le acompañaron.

También en el público le gritaron que cantara Papeles; el cantante hizo una pausa y recordó que esa canción habla de divorcios, un tema en el que es experto, ironizó.

Guzmán continuó su viaje al pasado con sus increíbles melodías que hacían vibrar de sentimientos a chicos y grandes; ahí podías llorar con Lo sé o bailar al ritmo de La Plaga y enamorarte con Te seguiré. A pesar de la ausencia de grandes éxitos de su carrera como Payasito, Cien kilos de barro y Tu voz cautivó a Querétaro con su presentación.

A sus 79 años, Guzmán demostró que es un gran intérprete del ritmo juvenil de los sesenta y las baladas con las cuales nuestros abuelos, padres y posiblemente nosotros hemos forjado recuerdos. Todos conocemos aquella gran frase Ahí viene la plaga, le gusta bailar y cuando está rocanroleando, es la reina del lugar.

Guzmán cerró con broche de oro, al interpretar la melodía con la cual ganó el festival de la canción en 1982 “Con y por amor”.

¿Qué consejo les daría a los jóvenes que se quieren dedicar a la música?, se le pregunta brevemente al término de su presentación, tras la cual sube a su camioneta.

“Que se crean grandes”, responde brevemente, antes de dejar el lugar; una respuesta corta pero que, a él, desde sus 14 años de edad, le ha funcionado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba