Información

Falta de espacios “asfixia” a muñeca otomí

La muñequita otomí representa el origen de este pueblo queretano, la práctica artesanal del tejido y humildad de la comunidad, así como la nostalgia de las generaciones de edad avanzada por su niñez a través de los coloridos bordados.

Amealco de Bonfil, Qro.– Ante la “asfixia” que vive la muñequita otomí por la falta de espacios para darla a conocer, habitantes de Santiago Mexquititlán organizaron la primera feria ‘Ar ´Mui Ar Lele’, cuya traducción del ñañú sería “el corazón de la muñeca otomí”, con la finalidad de preservar esta y otras tradiciones de la zona y su lengua, así como proyectar una riqueza cultural al mundo, manifestó el organizador del evento, Raúl Miguel Benito.

La muñeca también se conoce coloquialmente como “María”, la cual está hecha de trapo, listones y bordados coloridos; conserva las tradiciones del bordado y la confección, pero también la sabiduría de la técnica heredada de generación en generación a las mujeres y hombres artesanos. En nuestro país son consideradas una representación artesanal de la mexicanidad.

La muñequita otomí representa el origen de este pueblo queretano, la práctica artesanal del tejido y humildad de la comunidad, así como la nostalgia de las generaciones de edad avanzada por su niñez a través de los coloridos bordados.

Desde Amealco llegan a todo México

Pedro Venancio, artesano local y originario de Amealco, comentó que el proceso de elaboración de las muñequitas otomí puede tardar hasta una semana para obtener una cantidad óptima para vender a puestos comerciales en las zonas turísticas, particularmente de la capital del estado, pero también en la del país.

“En un día podemos completar hasta dos muñequitas de un tamaño de 25 centímetros. El negocio lo atendemos mi esposa, su hermana y yo; entre los tres hacemos diferentes partes de la muñeca para después llevarlas a vender a la Ciudad de México”, comento el artesano.

Pedro Venancio, también comerciante, aclaró que muchas de las muñecas que se venden en estados como Veracruz, Tabasco, Guerrero y Michoacán son originarias de Amealco, ya que en la Ciudad de México los comerciantes otomís intercambian la mitad de sus productos para tener una mayor oferta de artesanías en sus localidades. Así, en cada intercambio se puede entregar la muñeca sin los vestidos de adorno, y cada vendedor puede confeccionar su propio estilo de bordado identitario antes de vender la muñeca.

Demostrar que podemos hacer las cosas

La feria se realizó los días martes 24 y miércoles 25 de julio, con una planeación anticipada de un mes, con el objetivo de dar a conocer entre los pobladores y las comunidades cercanas de los estados de México y Michoacán el trabajo que se elabora desde Querétaro, indicó el organizador Raúl Miguel Benito.

La logística y desarrollo fue una propuesta propia de los habitantes de Santiago Mexquititlán, sin apoyo de dependencias gubernamentales: “Queremos demostrar que nosotros mismos podemos hacer las cosas… dejar de lado la dependencia paternalista que no nos ha dejado crecer”, refirió Raúl Miguel en entrevista para Presencia Universitaria. Otra de las intenciones del evento es la generación de empleos y, por ende, el apoyo a las familias de la zona.

A pregunta expresa sobre la amenaza que vive la muñeca otomí por la venta de imitaciones hechas en China, Raúl Miguel insistió en que se debía a una falta de espacios y desconocimiento del lugar de origen de esta artesanía. También lamentó que el año pasado las tiendas departamentales compraran los productos a precios altos y las regatearan al precio de las auténticas.

La feria también contó con un itinerario de actividades, entre las cuales resaltaron la venta de muñecas, bolsas, fajas, vestidos y juguetes tradicionales, la presencia de una zona de comida, presentaciones musicales de bandas, así como del coro infantil de la localidad y presentaciones de baile por parte de los ponentes. Al evento se incluyó una carrera atlética en la zona del barrio número 4 del mismo pueblo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba