Información

La ciudad, devorando al campo

En la comunidad de Tlacote el Bajo y el trayecto hacia él solo había milpas, plantaciones o naturaleza silvestre de la zona hace más de 10 años.

En la comunidad de Tlacote el Bajo y el trayecto hacia él solo había milpas, plantaciones o naturaleza silvestre de la zona hace más de 10 años; pero en 2019 el fraccionamiento Viñedos es de lo primero que ves: la mancha urbana se sobrepuso a la vida rural.

Residencial Tres cantos también se observa desde el camión que lleva, sólo suben trabajadores del conjunto inmobiliario: casas que nunca fueron para los pobladores de Tlacote. Su ‘target’ es la clase media de oficinistas o profesionistas, luce una zona no hecha para los primeros pobladores. Las casas van desde el millón hasta casi los dos millones de pesos.

Más adelante, la “Q Plaza” lucía desolada, no había nadie a simple vista, pero el comercio llegó gracias las residencias. Ya casi al llegar se hace presente el Colegio Austriaco Mexicano, que se erigió sobre tierra de humildes, pero ahora es una escuela privada cuya inscripción para este año es de 9 mil 220 pesos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba