DestacadasInformación

Mujeres trans: Invisibilización normaliza la violencia

En Querétaro tanto las leyes, los discursos y los ataques explícitos conjuntan las violencias que aquejan a las mujeres transgénero; “hace falta hablarlas, discutirlas y hacerlas visibles” señaló Rebeca Garza López, una de las fundadoras de la colectiva Queretrans.

Dentro de la consideración de “mujeres” suele haber una práctica cissexista, la cual implica que las personas que no se apegan a su sexo asignado de nacimiento no son tomadas en cuenta dentro de la categorización y “nos segregan, porque el distintivo válido se piensa desde los órganos reproductivos, lo cual descarta la expresión e identidad de género”, mencionó Rebeca Garza.

Otro cuestionamiento que hizo la activista, es que suelen excluir desde el feminismo a una mujer transgénero porque creen que antes de decidir ser mujer, ha mantenido una experiencia subjetiva, corporal y social anclada a la masculinidad hegemónica. Pero resulta erróneo, porque los comportamientos opuestos a ello, son los que permiten “caer en cuenta que estás fuera de la normativa binaria”.

Mínimos datos

La plataforma https://visible.lgbt/ es un espacio digital en el que se pueden reportar actos de violencia y discriminación hacia las personas de la comunidad LGBTQ+. La finalidad es tener un registro y que la información recolectada permita visibilizar las problemáticas.

En los últimos cinco años, en el estado se registraron siete quejas alusivas a mujeres transgénero. Tres fueron hechas por organizaciones que fungieron como testigas, dos pertenecen a agresiones verbales de Elsa Méndez, exdiputada del Partido Acción Nacional (PAN) a través de Twitter y la otra es hacia un periódico que redactó la nota de una mujer trans asesinada, refiriéndose a ella como ‘hombre’.

Entre las otras cuatro quejas está la agresión física, de una pareja que intentó ahorcar a la persona; agresión sexual, por el abuso de una chica en la Alameda; exclusión por parte de una madre que prohibió la asistencia de su hija trans a reuniones familiares, por considerarla anormal; y psicológica por persecución a pesar de denuncias legales.

1 2Página siguiente

Andrea Elizondo

Tamaulipeca. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Reportera de Tribuna Diario desde agosto de 2021.

Katia Santoyo

Estudiante de la licenciatura en Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro. En proceso de la formación conjunta socióloga en periodismo. Reportera de Tribuna diario desde enero de 2022.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba