Información

Papelerías en Querétaro: Resienten negocios entrega directa de útiles

Seguir con un regreso a clases presenciales es la última esperanza para muchas papelerías de Querétaro, que se vieron afectadas por las bajas o nulas ventas de 2020 y 2021, pero en algunos casos, también por la entrega de útiles escolares por parte del gobierno de Mauricio Kuri González.

Para Fabián Octavio Camacho Arredondo, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Querétaro, el regreso presencial significa la recuperación en ventas de hasta un 50 por ciento arriba de lo que se registró en dos años, lo que implica que cerca de 2 mil 200 papelerías que se encuentran en Querétaro estarían avanzando en el proceso de recuperación económica.

El período de contingencia explicó el presidente ha representado pérdidas en el sector papelero de hasta un 70 por ciento, lo que forzó el cierre de entre 200 y 300 papelerías en todo el estado. Los testimonios de quienes atienden estos negocios dejan entrever que la pandemia fue solamente uno de tantos problemas dentro del sector papelero.

Combinar para sobrevivir

“Surtido y sabor a papelería de antaño” es la descripción que un usuario en Google Maps utilizó para calificar este negocio, y es que esa persona no se encontraba tan alejada de la realidad. Ubicada al fondo de una pequeña plaza se encuentra el modesto, pero sumamente equipado, local de Don Arturo.

Lo más impresionante al ingresar son las montañas de productos, desde decoraciones, variedad de regalos y estambre a cuadernos, carpetas y hojas de colores. Detrás del mostrador se encuentran Don Arturo y su esposa, quienes por 42 años han administrado la papelería.

“Me la traje de México hace 35 años”, comentó. Tener tantos años dentro del sector papelero le ha enseñado numerosas cosas para poder mantener a flote su negocio.

La situación de una papelería es muy difícil porque al año cuenta con muchos problemas de puentes, vacaciones, paros. Es uno de los rubros comerciales más difíciles, por eso me vi obligado a combinarla, porque ya las papelerías, papelerías yo creo que ya no existen, ni las grandes papelerías [se salvan], [ahora] ya te venden hasta chicles, porque no soportan. El rubro papelero, si no fuera por una combinación comercial de artículos, ya no existiera”, agregó.

La llegada de las clases virtuales afectó las ventas en su negocio: “Tuve que recurrir a unos ahorros que teníamos y pues se fueron. Si no hubiera tenido ese fondo económico, ya no existiera este negocio”, expresó. Y a pesar de que actualmente se ha planteado el regreso a clases presenciales, la papelería de Don Arturo tiene 20 días con una baja de ventas de un 60 por ciento a causa del período vacacional.

“Tenemos como unos 12 años que desaparecieron las temporadas, ya no hay. ¿por qué? Porque intervino el gobierno”, explica Don Arturo. Desde su punto de vista la creación de programas como Contigo útiles escolares ha impactado su papelería porque aleja a potenciales clientes.

Él, personalmente, prefiere atribuir la estabilidad de su papelería a su fe, y dentro de sus peticiones diarias se encuentra la esperanza de que cercanas las fechas de inicio del ciclo escolar las ventas en su papelería incrementen significativamente.

De farmacia a papelería y luego, adiós

Contrario a los estantes llenos del local de Don Arturo, los de la papelería del señor Sergio se encuentran en una situación distinta. Después de 30 años en el sector papelero, don Sergio se encuentra listo para decirle adiós y comenzar una nueva etapa en su vida.

Su introducción al negocio de la papelería fue de forma paulatina y sin estar dentro de sus planes iniciales.

“De hecho”, sonrió al recordar, “yo empecé como farmacia hace casi 30 años. Entonces en la farmacia vendía puro relacionado a farmacia, medicamentos, perfumería y me empezaron a pedir cosas de papelería, se me hizo muy raro, pero pues me pedían: «oye, ¿venderá plumas? ¿venderá cartulinas?». Y pues le empecé de meter de poquito, y al final de cuentas pues terminamos como papelería”.

Fue la llegada de las grandes farmacéuticas como la Farmacia Guadalajara o Farmacia del Ahorro y la demanda misma de la comunidad quienes lo orillaron a voltear a ver el sector papelero e inaugurar su papelería, la cual se preparará para el inicio de clases una última vez.

A pesar de las lamentables bajas en ventas, él fue uno de los afortunados que pudo mantenerse durante los dos años de contingencia: “yo creo que todas las papelerías lo resentimos porque pues dejaron de ir a las escuelas los muchachos, los niños, y creo que sí nos bajó, inclusive sé que muchas papelerías tuvieron que cerrar. Yo me mantuve aquí porque no, no hubo necesidad de o más bien, como no pago renta, pues de alguna manera la estuve salvando y que aparte de que también vendo por fuera a empresas”.

Al igual que Don Arturo, Sergio expresó que los programas de apoyo impactan en las ventas de una papelería: “Sí bajan las ventas por el apoyo que da directamente el gobierno. Anteriormente nos daban la posibilidad de surtir las listas, pero eso se retiró ya hace algunos años, y sí se ha resentido”.

Cabe recordar que durante la administración de José Calzada Rovirosa se implementó un mecanismo de canje de vales, en los cuales padres y madres de familia podían acudir a la papelería de su preferencia a cambiar sus apoyos por los útiles de su preferencia.

Entrega no siempre afecta

Los años de experiencia pudieran brindarles a Don Arturo y al señor Sergio las razones suficientes para opinar en contra de los apoyos en útiles escolares, pero desde la perspectiva de Julio, quien tiene apenas cinco años con su papelería, no son amenaza alguna.

“No, no es competencia. El gobierno no les está dando todo al 100, como sea tienen que venir a hacer una compra, igual cuando les daban unos vales era lo mismo”, expresa el joven papelero. Ni siquiera los grandes centros comerciales le significan una competencia porque, según él, a diferencia de las papelerías, éstas desconocen lo que se incluye dentro de la lista de útiles.

Al igual que el resto de los papeleros, su negocio enfrentó dificultades por la baja de ventas. “Había veces que no sacábamos ni para la renta, había veces que íbamos al día, las ventas cayeron pues en su totalidad. Entonces pues apenas de marzo para acá se medio empieza a componer, pero no, ni siquiera ha llegado al cuarenta por ciento ni al treinta de lo que era una venta [antes]”, agregó.

Sea optimismo, esperanza o por un cierre digno, el sector papelero en Querétaro se encuentra a la espera de la culminación de las vacaciones de verano y con el regreso a clases en formato presencial poder dejar atrás los dos años que significaron una etapa de incertidumbre dentro de la economía del sector educativo.

En el mismo sentido se expresó también el presidente de Canaco, quien defendió el programa del Gobierno del Estado que consiste en entregar paquetes escolares a 378 mil estudiantes de nivel básico, un esquema similar al de Francisco Domínguez Servién, en cuyo gobierno además se entregaban uniformes.

“Hoy lo que identificamos es que todo esfuerzo que vaya dirigido a padres y madres de familia a apoyarlos en el regreso a clases de sus hijos e hijas y todo lo que vaya encaminado a fortalecer el consumo para el sector educativo, creemos que es valioso”, indicó Fabián Camacho. No obstante, agregó que no se ha calculado el impacto que pudiera provocar dicho programa en el sector papelero.

Andrea Elizondo

Tamaulipeca. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Reportera de Tribuna Diario desde agosto de 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba