San Juan del Río

Armando Velazco Nieto: el Comandante de la Nota Roja

Por el Día de la Libertad de Expresión, en el Jardín de la Familia, en el centro del municipio de San Juan del Río, se inauguró la galería fotográfica que lleva el nombre de la principal cabeza del periodismo sanjuanense; Armando Velazco Nieto, con una larga trayectoria desde antes de la fundación del El Sol de San Juan.

La muestra se gestionó por parte parte de periodistas, comunicadores y fotógrafos de la REDCOM. En la ceremonia se encontraban distintos medios de comunicación y parte de la familia del periodista como su esposa, hijo y nieto, los cuales fueron partícipes de cortar el listón, tras concluir la exposición de una breve semblanza.

De la trayectoria de Velazco Nieto, se destaca el hecho de que fue voluntario en la Cruz Roja durante 15 años y empezó a trabajar por forma independiente para distintos periódicos de la ciudad de Querétaro, años antes de que operara el diario municipal.

El periodista recibió la oferta de trabajar en El Sol de San Juan, la aceptó, pero tuvo que esperar dos años para recibir el puesto, ya que comenzó como ayudante de fotógrafo; por su esfuerzo lo ascendieron a fotógrafo y poco tiempo después como periodista de la nota roja. Se dedicó a la cobertura de eventos dentro y fuera del municipio.

En su larga trayectoria, Velazco recibió varios premios y reconocimiento. También llegó a codearse con varios íconos del periodismo como con el recién fallecido Ricardo Rocha. En el año de 1990, Velazco fue galardonado por el Premio Estatal de Periodismo.

Armando, desde muy corta edad era amante del “chisme” como buen comunicólogo, una anécdota que dejó de su infancia es que le pagaban tanto hombres como mujeres para espiar a sus parejas y descubrir si les eran infieles. Fue un amante del espionaje, tanto así que estuvo en un curso por correspondencia para investigador privado.

A pesar de no querer escribir nota roja, fue lo que lo llevó a dejar una gran huella en el municipio. Sus columnas tituladas Acá Entre Nos llenas de realidades sobre la delincuencia y el gobierno, fueron siempre juzgadas, pero nunca eliminadas.

Su hija, Liliana Velasco Pacheco, quería seguir los pasos de su padre, pero nos cuenta que cuando le comentó él contestó “te vas a morir de hambre si eres periodista” lo cual la hizo abandonar ese sueño al instante.

Su vida estuvo llena de aventuras, desde ser salvado por una trabajadora sexual, ver cómo un cadáver cambiaba de lugar, viajar en helicóptero para conseguir la famosa “chuleta”, arrancar hojas de archivos de la Procuraduría General de Justicia, luego de que se los negaran.

El abuelo de este reportero, mi abuelo, Armando Velazco Nieto “El Comandante de la Nota Roja”, es una imagen a seguir dentro del mundo del periodismo. Fue un hombre que trabajó hasta el último momento, sin días de descanso, no por obligación, sino por gusto, siempre trató de ser objetivo en sus notas, entrevistas y columnas, personaje importante de San Juan del Río que logró ser amado, admirado, recordado y eterno con su constancia y dedicación. De parte de su servidor, agradezco a REDCOM por este gran homenaje para mostrar la otra imagen del periodismo local”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba