Invitados

El plus del periodista universitario

Hacer periodismo universitario es abrir la puerta al futuro; es construir la doble nueva visión de lo que representa esta profesión: formar para informar e informar para formar.

Una de las particularidades que distingue a un medio informativo universitario es la de formar a las nuevas generaciones de periodistas bajo lineamientos profesionales, académicos, prácticos y éticos.

Sin que sus filias o sus fobias político-partidistas perturben su trabajo informativo y alejando su labor de revanchas o disputas personales.

Un periodista universitario tiene el plus del conocimiento académico y científico que le brinda las aulas universitarias, pues con éste logra laborar con pensamiento informado, estructurado y lógico.

La práctica será el complemento de este círculo virtuoso; permitirá al periodista egresado de la universidad contrastar ese conocimiento académico con la “realidad real”.

Y entonces, su reto, su hándicap, es el de entender su profesión, practicarla cotidianamente y, sobre todo, proponer, plantear alternativas, incursionar en caminos no explorados y proponer alternativas.

Tribuna, un laboratorio excepcional

Lo anteriormente referido es el ejercicio cotidiano que se hace, día tras día, semana tras semana y durante los últimos 25 años, en el semanario universitario Tribuna de Querétaro.

Surgido de las entrañas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (antes Escuela de Sociología) de la Universidad Autónoma de Querétaro, el semanario ha logrado formar generaciones de periodistas que, en la práctica, han revertido la realidad de esta actividad.

Hace casi 20 años, cuando tuve el privilegio de dirigir el semanario (del 1 de septiembre de 2003 al 15 de enero de 2005), la abrumadora mayoría de plazas laborales en el estado de Querétaro estaban ocupadas por periodistas que no habían cursado la licenciatura.

De aquellas fechas a la actualidad, la situación se ha revertido; hoy, la mayoría de los periodistas que laboran en la entidad son egresados universitarios.

En esta transición, Tribuna Universitaria ha jugado un papel fundamental pues ha brindado el primer espacio, para muchos de los actuales periodistas, para practicar, para llevar al terreno de los hechos su aprendizaje en los estudios universitarios, convirtiéndose en la primera ventana por la que asomaron los futuros profesionistas.

Futuro inmediato

Considero que en estos 25 años de vida productiva, el semanario universitario ha cumplido con una primera etapa de su existencia y lo ha hecho con creces.

Sin embargo, es fundamental que ahora, ante la nueva realidad que vivimos (desarrollo tecnológico acelerado, el campo de la post-verdad, la polarización política y social en el país, entre otros elementos) tenga la decisión de dar el siguiente paso.

Hacerlo requiere, por supuesto, de una profunda reflexión de las autoridades responsables del mismo y que debe de abordar, entre otros temas, el futuro de la prensa impresa, el papel social del periodismo universitario, el periodismo de soluciones, redacciones híbridas (papel – digital), etc.

Por ejemplo: si se considera que el periodismo impreso tiene futuro, ¿por qué no analizar la posibilidad de que Tribuna de Querétaro se convierta en un impreso diario, intersemanal -para comenzar- esto es, de lunes a viernes.

Abrir mayor cantidad de sitios para los alumnos practicantes, meter a su redacción a una realidad más cercana (que es el trabajo cotidiano), e incluso competir por el mercado queretano frente a la prensa comercial.

Si Tribuna de Querétaro, como lo ha hecho hasta ahora, sigue haciendo periodismo profesional y ético, tendría un futuro esperanzador. Hoy, por lo pronto, celebro desde acá los 25 años del semanario que, tengo claro, se convertirán en muchísimos más.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba