Invitados

La Cuadrilla, Juriquilla

La madrugada del miércoles 15 de junio de 2022, las autoridades desalojaron a 240 familias del predio La Cuadrilla, ubicado en Juriquilla, delegación Santa Rosa Jáuregui, Querétaro. Del lugar fueron echados por la fuerza pública no sólo los precaristas engañados por líderes que les vendieron lotes de manera irregular, sino también fueron desalojados quienes son hijos o nietos de los antiguos peones (recibían un pago por su trabajo) y medieros (trabajaban las tierras patronales a cambio de la mitad de la cosecha agrícola) de lo que fuera la hacienda de Juriquilla.

Aquel mismo día, en rueda de prensa en la Casa de la Corregidora, la secretaria de Gobierno de Querétaro, Guadalupe Murguía Gutiérrez dio a conocer que los terrenos de La Cuadrilla serían restituidos a sus dos “legítimos propietarios, maestras, maestros y personal de la UAQ y sociedad queretana” (sin embargo, no señaló a qué persona física o moral se refería bajo el concepto de sociedad queretana, aunque más adelante dijo que en el lugar había una escuela de la USEBEQ). También mencionó que, en 1977, hace 45 años, “el Gobierno del Estado donó 261 lotes de terreno a personal docente y administrativo de la UAQ”.

Además, señaló que hace cuatro años, en 2018, maestros y personal de la UAQ y la USEBEQ, interpusieron denuncias por la invasión de los terrenos de La Cuadrilla, a raíz de lo cual, las autoridades desalojaron a las familias que invadieron los lotes y, entre otros, detuvieron a Juan Bailón Centeno, presunto promotor de la ocupación ilegal de los mismos.

De manera inmediata, el mismo 15 de junio, la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, desmintió en un comunicado oficial a la secretaria de Gobierno, puntualizando: “Estos terrenos no tienen relación con la Universidad, sino que se trata de un tema entre particulares”.

De acuerdo a la investigación realizada para este reportaje, algunos de los universitarios beneficiados con los terrenos estuvieron representados por una asociación civil y no por las autoridades de nuestra máxima casa de estudios.

Los descendientes de los peones y medieros

La disputa de los predios de La Cuadrilla, se remonta a principios del siglo XX, según lo ha venido denunciando Francisco Javier Ledezma Espinosa, quien refiere que Bernabé Loyola, el último dueño de la Hacienda de Juriquilla, ante la inminente creación del ejido, vendió el casco de la misma y cedió, de manera verbal, a los 187 peones y medieros a su servicio, un manantial para riego y los predios identificados como Cerrito La Cuadrilla, El Uñagatal, La Rica, El Maguey y Azteca.

La cesión de los predios a peones y medieros fue a título de indemnización por haber trabajado con el hacendado durante décadas; la entrega fue de manera gradual, peones y medieros primero tenían que entregar el cincuenta por ciento de la producción agrícola al hacendado, después el treinta por ciento y, al final, la producción total quedó en manos de los jornaleros, así como las tierras.

Ledezma Espinosa también señala que en 1933 fue creado el ejido de Juriquilla, bajo el nombre de Emiliano Zapata, con resolución de 1976 y que en 1979 fue formalizado.

1 2 3 4Página siguiente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba