Sólo para nostálgicos

Enfermedad: magia y ciencia

En muchos de los pueblos primitivos, el concepto de salud estaba ligado al mundo sobrenatural: si un hombre enfermaba o una tribu era asolada por una epidemia, la causa se atribuía —en ocasiones— a la falta de armonía entre los dioses y los hombres, lo que consideraban un castigo por los pecados de sus habitantes.

En el antiguo Egipto y Mesopotamia, los sacerdotes actuaban como intermediarios entre los dioses y los hombres, para sanarlos.

Los Evangelios refieren cómo Jesús cura a un leproso, le devuelve la vista a un ciego mediante la imposición de las manos, alivia a un hombre que tenía la mano seca.

El enfermo elevaba sus oraciones al cielo en demanda de auxilio y fortalecía sus ruegos con promesas en caso de sanar.

La tradición de recobrar la salud por la fe subsiste hasta la fecha.

El enfermo implora la intercesión de los santos para su curación; para las enfermedades de la vista se implora la ayuda de Santa Lucía. Los gemelos Cosme y Damián son patronos de los cirujanos, ellos predicaban el evangelio y ejercían la medicina. Los rumores de sus curaciones llegaron a oídos de Lisias, gobernador de Egea, quien los hizo detener por no adorar a los dioses paganos, por lo que fueron azotados y lanzados al mar, pero un ángel los rescató. En Roma en el siglo VI, el papa Félix IV erigió una basílica en su honor.

Entre los santos patronos de las enfermedades se puede citar a San Valentín para enfermos de epilepsia, Santa Apolonia para el dolor de muelas, Santiago apóstol para las enfermedades reumáticas.

Pero en el rubro de la ciencia hay que destacar a médicos investigadores que descubrieron vacunas que han salvado millones de vidas.

Emil von Behring (1854-1917): descubridor de las vacunas contra el tétanos y la difteria. En 1878 estuvo en el ejército, donde trató a muchos soldados expuestos a infecciones, sobre todo al tétanos, en 1891 obtuvo descubrió un suero inmune.

También descubrió la vacuna contra la difteria que es una enfermedad aguda, que es muy grave. Descrita por Hipócrates 500 años antes de Cristo. La palabra difteria viene del griego y significa «membrana».

En 1891, tras un año de ensayos, una niña en Berlín fue la primera tratada con el suero de Behring y se recuperó.

En México se aplica la vacuna DPT que protege contra difteria, tos ferina y tétanos.

Vacuna contra la poliomielitis, en algunos relieves del antiguo Egipto pueden verse niños caminando con bastones o adultos con una pierna lisiada. Los expertos han identificado en estas representaciones los primeros casos históricos de poliomielitis, enfermedad infecciosa cuyos brotes epidémicos en las postrimerías del siglo XIX y en el siglo XX, no existía tratamiento. 

En 1905 el sueco Ivar Wickman propuso que se trataba de una infección contagiosa. Y la polio causaba alarma en la comunidad médica debido a un brote en Vermont, Estados Unidosl en 1894, con 132 casos, el mayor registrado hasta entonces.

El 12 de abril de 1952, el doctor Jonas Salk dio a conocer la vacuna inyectada contra la poliomielitis. Las primeras pruebas en humanos incluyeron al propio investigador y a su familia.

En 1962, el doctor Albert Sabin anunció la vacuna oral contra la poliomielitis.

En nuestro país se aplica a los niños la vacuna Sabin, el último caso de esta enfermedad se registró en 1990.

Y los nostálgicos consideran que, si bien la medicina cura casi todas las enfermedades, la fe también ayuda.

rangel_salvador@hotmail.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba