DestacadasInformación

COVID-19: Baja demanda de pruebas, pero pandemia no cede

Aunque autoridades estatales han declarado que existe un panorama de descenso de casos de COVID-19, los datos de la quinta ola del mismo Gobierno de Querétaro advierten que la tendencia todavía es alta. En lo que coinciden ambas fuentes, es que no es momento de bajar la guardia.

El 21 de agosto, Erick Ventura Rendón, vocero organizacional, informó que existe una tendencia a la baja en los casos; sin embargo, también exhortó a la ciudadanía a mantener las medidas sanitarias con el fin de que no hubiera más días con “ligeros” repuntes que impidieran mitigar la ola.

No obstante, la tendencia que Ventura consideraba a la baja subió. La semana pasada, con fecha de corte del jueves 1 de septiembre, se cerró con un total de 179 mil 120 a nivel estatal, es decir, 979 casos más que la cifra de cierre de una semana atrás (del 22 al 25), la cual cerró con 178 mil 141.

La tendencia, según las métricas del comportamiento de la enfermedad Covid-19, está al “alza”. El reporte diario puede consultarse en la página de la Secretaría de Salud del estado (Seseq).

Por otra parte, José Hernández Puga, jefe del Reglamento Sanitario Internacional de la Seseq, indicó que han tenido un descenso tanto en la cantidad de solicitudes de atención médica como en el número de pruebas de COVID-19 tomadas. Estimó que, en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, diariamente, se analizan 150 pruebas; sin embargo, hay días en los que no llegan ni a 100.

Cabe mencionar que, aunque más del 90 por ciento de la población en Querétaro está vacunada, según Hernández Puga; en las instituciones médicas, el personal está “obligado” a atender a todo paciente que, sin importar si está vacunado o no, se le deberá “atender sin importar ninguna condición”, recalcó el médico.

La positividad se mantiene alta, pero a la baja en las últimas semanas, según datos del Gobierno de México; con 74.54 por ciento, la semana epidemiológica 28 (10 al 16 de julio) fue el punto más alto de esta nueva ola. El dato más reciente, semana 32 (7 al 11 de agosto) el indicador cae a 55.75 por ciento.

El pasado 1 de septiembre, Martina Pérez Rendón, secretaria de Salud en Querétaro, manifestó que la positividad bajó a 30 por ciento, un indicador que todavía calificó como “alto” y mantuvo la recomendación del uso de cubrebocas, especialmente si no puede garantizarse la sana distancia.

De manera reiterada, autoridades estatales han defendido que la mayor positividad está asociada al mayor número de pruebas que se realizan, ya que en laboratorios del sector salud no se piden tantos requisitos para acceder a una prueba de PCR y se identifican oportunamente, señalan, los positivos de COVID-19.

Cabe mencionar que la tendencia de contagio en grupos de adultos jóvenes sigue igual desde 2020, cuando inició la pandemia. Las personas de 25 a 29 años conforman el 14.9% de la población en Querétaro de casos confirmados por COVID-19, mientras que el 13.3% engloba a adultos de 30 a 34 años. De estos dos grupos, las mujeres son más propensas a contagiarse. Del primero, 14 mil 158 de los 26 mil 616 son mujeres; es decir, poco más de la mitad.

En cuanto a las defunciones, informa la Seseq, también se mantiene igual el patrón desde inicios de la pandemia. Los adultos de 65 y más son el grupo poblacional más numeroso en cuanto a fallecimientos: 44.7%. El grupo que más se le acerca es el de 60 a 64, con 14 por ciento.

Cecilia Gabriela Velázquez

Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. 23 años; amante del rock clásico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba