Información

DIF Municipal acepta el problema

La directora del Sistema Municipal del DIF, Martha Yánez Carbajo, reconoció que son más de dos mil niños que se tiene detectados que laboran en situación de calle, pero dijo, ya toman medidas al respecto como la concientización a los padres y el apoyo que se da en los centros de día a los menores. Explicó que son cerca de mil 400 niños que apoya el DIF municipal y espera que sean más con las campañas que dirigen a los padres.

“En efecto son casi dos mil niños los que están en esta situación, principalmente en las esquinas como limpia parabrisas, o incluso pidiendo limosna; hay padres que incluso llegan a rentar a sus hijos por un par de horas a señores que se los piden para ponerlos a mendigar, por eso es importante que no se les de una moneda, sino que los canalicen con nosotros en nuestros centros día”, explicó la contadora.

Comentó que la labor que se hace con los padres es de concientización, antes de pensar en retirarles a los hijos, “primero va personal del DIF a hablar con ellos, les hace ver los peligros de que sus hijos los acompañen en la calle o que estén trabajando (…) se entiende que la necesidad de estas familias es mucha, pero estos jóvenes deberían estarse preparando en las escuelas, así lo marca la misma Constitución”, explicó Martha Yánez.

No les quitamos a los niños ni los amenazamos, sino los invitamos a estos centros de día y les mostramos como les damos alimentación, cuidado y educación, mientras ellos realizan sus labores. Entendemos que hay personas que vienen de Amealco o de otros lugares a trabajar y tratamos de brindarles una ayuda antes que castigarlos”, detalló la directora del DIF municipal de Querétaro.

De igual forma comentó que los recursos con los que se cuentan son suficientes, pero dijo, se necesitaría más para albergar a todos los niños que laboran en las calles, “es suficiente para los niños que tenemos, les damos desde comida, en ocasiones vestido y educación sin un solo peso, desde luego que nos gustaría hacerlos con todos, pero nos encontramos con que o los padres no quieren dejar a sus hijos, o no tenemos espacios, ya que algunos espacios están llenos”, refirió la contadora.

Martha Yánez Carbajo añadió que sólo se aplican medidas extremas cuando los padres de los menores reinciden en poner a trabajar a sus niños, “muchas veces se les dice que dejen a sus hijos en los centros, si no quieren, les hacemos saber que podemos recogérselos ante la falta de garantías que tienen para continuar sus estudios o los riesgos que corren en las calles (…) si los padres insisten en tenerlos en la calle, entonces sí podemos intervenir para que pierdan la patria potestad”, dijo la directora.

Finalmente explicó que aunque en un principio encuentran barreras en los padres, una vez que conocen la atención que se les brinda, aceptan dejarlos en los centros de día, “ya cuando ven cómo los tratamos, que aquí tienen todo, que tienen un hogar, alimento y educación, los padres entienden la situación y ellos solitos los traen, además se van con más calma a vender sus mercancías o a ganarse el pan”, concluyó Martha Yánez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba