Información

En la última década se duplicaron casos de suicidio

La Fiscalía General del Estado ha reportado 135 casos de suicidio durante 2019; el Cesam estima que, para concluir el año, la cifra podría incrementar a 160.

En lo que va del año, en Querétaro 135 personas han cometido suicidio, esto hasta septiembre de 2019, según lo informó Armando García Goytia, de la Comisión de Prevención del Suicidio del Centro Estatal de Salud Mental (Cesam), con base en las cifras que les reportó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Agregó que del 2008 al 2018 ha aumentado el número de suicidios en el estado, con una diferencia de “casi 60 personas en una década”; por lo que, si se considera octubre, noviembre y diciembre, habría una estimación de que el 2019 termine con 160 suicidios: “Estas cifras son las que directamente nos proporciona la Fiscalía (…) Reportó que en 2008 se registraron 81 suicidios; 77 en el 2009; 78 en el 2010; 102 en el 2011; 120 en el 2012; 116 en el 2013; 97 en el 2014; 119 en el 2015; 102 en el 2016; 136 en el 2017 y 144 en el 2018”.

Datos del Inegi

Querétaro se encuentra en quinto lugar a nivel nacional en defunciones por suicidios, con una tasa de 14 por ciento, por debajo de Yucatán (27 por ciento), Aguascalientes (20 por ciento), Coahuila (16.7 por ciento) y Campeche (15.2 por ciento), de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según el Inegi, durante 2018, se reportaron 138 suicidios de los cuales 110 fueron hombres y 28 mujeres. De ese número de suicidios, el método que predominó fue el “ahorcamiento, sofocamiento o estrangulamiento”, con 116 casos (95 hombres y 21 mujeres); posteriormente, “disparo de arma de fuego”, con 9 casos (6 hombres y 3 mujeres); “envenenamiento” con 8 casos (5 hombres y 3 mujeres) y finalmente, “otras causas” con 5 casos.

Tratamiento y posvencion

Armando García Goytia llamó a no sólo implementar acciones de prevención para personas que pudieran estar en riesgo suicida, sino también ofrecer tratamiento a las personas que pudieran estar identificadas con ese riesgo y un abordaje a los sobrevivientes del suicidio; es decir, a las personas que son los deudos de las personas que fallecieron por suicidio, que se le conoce como “posvención”.

“No sólo a las personas que tuvieron un intento de suicidio y que no lo consiguieron, que también se les llaman sobrevivientes, sino a los deudos de un familiar, de una persona cercana, un amigo, compañero de trabajo”, aclaró. Finalmente, pidió informar, orientar y sensibilizar sobre esta conducta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba