Información

Las veces que Nava se «cerró» a la ciudadanía

El video en el cual explicaba el motivo de su inconformidad – tratar el tema presupuestal- fue promocionado en Twitter, lo cual implicó una erogación de recursos para posicionarlo.

Así como al presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero, se le cerraron las puertas del Palacio Nacional en la Ciudad de México, su administración se ha cerrado al diálogo o peor, repelido la protesta social.

La semana pasada, alcaldes del país, incluidos Nava Guerrero, fueron nota nacional al manifestarse afuera del palacio Nacional para exigir una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Fueron dispersados con gas pimienta; la versión oficial fue que se tomó la determinación ya que ponían en riesgo la seguridad del recinto.

El video de Nava Guerrero en el cual explicaba el motivo de su presencia en la Ciudad de México – tratar el tema presupuestal- fue promocionado en Twitter, lo cual implicó una erogación de recursos para posicionarlo: “Nos están disminuyendo recursos para seguridad, fundamental para la calidad de vida”, externó.

Inconformes Qrobús

En pleno aniversario de la ciudad, un grupo de opositores al eje Zaragoza para Qrobús se manifestaron con el presidente municipal. En un primer momento, Nava intentó zafarse de los inconformes con el argumento de que la autoridad responsable del proyecto era el Gobierno del Estado; la idea de su frase es similar a la que dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien llamó a los alcaldes a inconformarse por el presupuesto en la Cámara de Diputados, no palacio Nacional.

Aunque inconformes y autoridad mantuvieron una reunión en la delegación Centro Histórico, no hubo ningún tipo de acuerdo y el diálogo se suspendió. El 16 de septiembre el gobernador Francisco Domínguez Servién confirmó que ya no construiría este eje sobre Zaragoza, lo cual llevó a vecinos a cambiar de estrategia en su resistencia.

Grupos indígenas

En diciembre de 2018, la administración de Nava Guerrero no llegó a ningún acuerdo con artesanos indígenas que querían vender en plazas públicas durante las vacaciones de fin de año. En protesta, mantenían un plantón sobre la plaza de Armas, donde además comerciaban sus productos.

La tarde del 24 de diciembre, inspectores municipales pidieron a los manifestantes que se retiraran del sitio, sin embargo, la respuesta fue negativa. El conflicto terminó en un enfrentamiento entre artesanos e inspectores, del cual la autoridad responsabilizó a quienes denominó como «pseudolíderes» de los indígenas, entre ellos Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz.

El secretario de Gobierno del Municipio de Querétaro, Apolinar Casillas Gutiérrez, también aseveró en rueda de prensa que el 80% de quienes se manifestaban eran artesanos foráneos.

En casi 10 meses la postura no ha cambiado. A principios de mes el propio Casillas reiteró que si artesanos indígenas necesitan más espacio para vender, se analizaría la construcción de otro espacio, sin embargo no se autorizarían sitios en las plazas públicas de la capital.

El trato entre inspectores y artesanos es muy complicado. Según declaró en mayo Mauricio Ruiz Olaes, diputado local de Morena, los funcionarios exigen entre 200 y mil pesos de cuota para dejarles vender sin retirarles la mercancía. Si no completan, pagan con artesanías.

Diversidad sexual

Con el argumento de hacer cumplir el Código Civil del Estado de Querétaro, Nava Guerrero ha sostenido que las parejas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio en la capital deberán volver a presentar un amparo, requisito omitido durante la administración de Marcos Aguilar Vega. En este año de gobierno, tres parejas del mismo sexo se han casado, sin embargo su trámite comenzó antes de la llegada de Luis Bernardo Nava al poder.

En lo que se refiere a la conmemoración del día contra la Homo Les Bi Trans Fobia, activistas LGBT solicitaron iluminar Los Arcos con los colores del arcoíris, como ya había ocurrido en 2017. La petición fue negada con el argumento de que no existía un reglamento para iluminar el monumento histórico, mientras tanto no se prenderían las luces de la zona.

No obstante, el 10 de septiembre sí se autorizó iluminar el acueducto de color naranja. El secretario de Gobierno, Apolinar Casillas, argumentó que esta fue una petición directa del Gobierno del Estado. Sostuvo que durante octubre se presentaría al Ayuntamiento de Querétaro una propuesta para un reglamento de iluminación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba