Información

Muxes, el tercer género reconocido en Oaxaca

Después de los terremotos que devastaron su región, las muxes del Istmo de Tehuantepec crearon la Verbena Muxe para ayudar a vender productos de su gente.

En la región zapoteca de Oaxaca viven personas que son consideradas un tercer género para los pueblos que ahí habitan. Karla Rey y Naila López son dos muxes originarias del pueblo de Tehuantepec y de Juchitán, respectivamente. Radicadas en la capital de nuestro país, Karla y Nael cuentan —en entrevista para Tribuna de Querétaro— que, desde tiempos prehispánicos, las personas como ellas son socialmente reconocidas y aceptadas, incluso tienen roles específicos en la sociedad. “No tenemos artículos. Es ‘ti’ muxe, ‘ti’ Karla, ‘ti’ Nael, ‘ti’ mesa”, comenta Karla.

El movimiento muxe moderno inicia en Juchitán de Zaragoza hace 44 años, con la vela (fiesta tradicional en Oaxaca) de Las Intrépidas Buscadoras del Peligro, cuya finalidad fue crear un espacio “para incluir a toda la sociedad istmeña”; ya que a ellas se les negaba el acceso a otras velas con letreros como “no se permite la entrada a hombres vestidos de mujer”. Apenas este año se les permitió la entrada a una de las velas más grandes de la entidad: la dedicada a San Vicente Ferrer.

En general, este tercer género tiene roles muy específicos y oficios también. “Yo, por ejemplo, cuidé 10 años de mi mamá”, comenta Karla; y Nael tuvo que cuidar a su tía. Pese a que ellas lo tienen normalizado, ahora reconocen que sus vidas fueron ampliamente definidas por estos roles. Además, Karla, artista y bailarina, obtuvo el oficio de tejedora gracias a su padre.

La confección de los vestidos tradicionales de la región tiene un tiempo que varía dependiendo de la técnica, entre 4 meses e inclusive años. Llenos de diseños de flores y colores vivos, cada región tiene su propia tradición e, inclusive, las técnicas que llevan menos tiempo y son más económicas están desplazando técnicas más elaboradas.

Sus largos vestidos pueden llegar a costar miles de pesos y sólo se usan “como rigurosa etiqueta” de gala, mientras que en la normalidad de la vida se viste como cualquier persona. Además, antes se acostumbraba usar oro, que por la inseguridad fue sustituido por bisutería.

En el marco de la Segunda Semana de la Diversidad, organizada por colectivos estudiantiles de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Karla y Nael dejaron un mensaje claro: “Queremos defender de dónde somos. Si te interesa el rescate, puedes hacer un movimiento”. Después de los terremotos que devastaron su región, las muxes del Istmo de Tehuantepec crearon la Verbena Muxe para visibilizar, rescatar las tradiciones y ayudar a vender productos de su gente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba