Información

Ni Elba Esther o AMLO; sólo los profesores lucharán por la educación

No están en contra de la evaluación docente, aclaró la integrante del grupo conocido también como SNTE en lucha; la queja es el carácter punitivo del examen y el impacto que tiene en la permanencia laboral de los docentes.

Elba Esther Gordillo nunca estuvo en contra de la reforma educativa, por lo que independientemente de su libertad, dependerá de la organización de los profesores el derogar estas disposiciones y promover la educación pública, universal, laica y gratuita. Lo anterior lo apuntó Rosa María Córdova, integrante del Movimiento Magisterial de Bases (MMB).

Córdova aseguró: “no nos pueden decir que va a regresar porque es más que claro que no ha beneficiado al magisterio, al contrario, ha ido deteriorando los derechos laborales de los maestros”.

La profesora, cesada en 2016 por oponerse a la evaluación docente, recordó que la Alianza por la Calidad Educativa (2008), antecedente de la reforma peñanietista, fue impulsada por la exlíder sindical a través del Partido Nueva Alianza (Panal). Por ello, ante algunas voces que han solicitado el regreso de Gordillo a la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), exhortó a los integrantes del magisterio a no olvidar que ella, Carlos Jonguitud Barrios y Juan Díaz de la Torre -actual dirigente- han sido líderes “charros”.

Si bien celebra que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, haya declarado que buscará la libertad en los sindicatos y se haya pronunciado por derogar la reforma educativa, considera que los profesores tienen que seguir luchando: “aquí en Querétaro, todos los gobiernos anteriores metieron las manos para que el SNTE tuviera vigencia como controlador”.

“Sólo los charros heredan plazas”

La supuesta herencia de plazas fue uno de los argumentos pilares de la reforma educativa. Córdova acusó que sólo los profesores sindicalistas “charros” son los que hacen estas movidas, mas no “los maestros comunes y corrientes”. Por ello, agregó, se sienten en libertad de manifestarse puesto que “no tienen cola que les pisen”.

“Cada plaza que nos ganamos la ganamos dentro de los procesos internos que teníamos pero nunca con procesos fraudulentos”, asegura. Asimismo, considera que muchos profesores son fieles al charrismo debido a que consideran que “les deben demasiado”.

Tampoco están en contra de la evaluación docente, aclaró la integrante del grupo –conocido también como SNTE en lucha-. La queja es el carácter punitivo del examen y el impacto que tiene en la permanencia laboral de los docentes: “ahora tienen hasta cinco profesores en un sólo ciclo escolar”.

En ese sentido, Córdova alerta sobre la privatización de la educación pública: ya que la contratación por periodos cortos de tiempo merma la calidad de vida de los profesores, éstos optan por irse y las escuelas se ven obligadas a contratar profesores por fuera “en organización con los padres de familia”.

Asimismo, para el Consejo Nacional de Bases -grupo del SNTE “disidente”-, es esencial mantener el modelo en el que se considera la “plaza de base como un elemento fundamental para la vigencia de la escuela pública, del sistema de pensiones y para el piso financiero del ISSSTE, mediante un esquema de solidaridad”.

Preparados para regresar a las aulas

Es falso que los profesores que se manifiestan o son despedidos se quedan “descansando en la hamaca” a la espera de que se resuelvan sus demandas laborales, aclaró Rosa María Córdova. Al respecto, destacó el trabajo de años para crear, a través del Consejo Nacional de Educadores Populares, “un modelo educativo que respondiera a las necesidades de la escuela pública”. En él se ha incluido a profesores del SNTE y organizaciones magisteriales disidentes.

De este trabajo se derivaron diversos materiales y programas didácticos con los que, aseguró, regresarán a las aulas una vez que los recontraten. No obstante, no compartió algún plazo estimado para que se eche atrás la reforma educativa y esto ocurra.

En ese sentido consideró es alarmante que Esteban Moctezuma, próximo secretario de Educación Pública, sostenga que sólo se retirarán “algunas partes” de la reforma. Asimismo, aseguró que han entregado los libros y antologías a integrantes del nuevo gobierno, como Ricardo Monreal, Alfonso Romo y que seguirán trabajando para mejorar, promover y enriquecer el modelo educativo alternativo.

Finalmente, subrayó que el modelo educativo propuesto por el gobierno de Enrique Peña Nieto no es tal dado que “no se habla de una teoría”, sino un programa que delega la “administración” a las escuelas de forma individual. Por ello, el magisterio disidente creó un programa alternativo de educación y cultura.

El modelo se aplica en el estado de Michoacán desde 1997 y cuenta con contenidos históricos y herramientas prácticas para el “desarrollo integral de los estudiantes en su contexto”, puntualizó la profesora Córdova.

Así, “desde el eje político pedagógico” se ha eliminado la materia de “Español, porque ahí hay una postura política” y se sustituyó a “Desarrollo Lingüístico Integral” para incluir y rescatar las lenguas indígenas de cada localidad. Primera diferencia al modelo promovido actualmente, donde la segunda lengua es el inglés, en un país con cerca del 20 por ciento de población indígena.

Asimismo, se incluyen elementos históricos y herramientas que pueden ayudar a los alumnos “a hacer lo mínimo necesario para vivir”. Ejemplo de ello es que también se incluyen contenidos sobre siembra y cosecha, y se buscará regresar a los “huertos escolares”, indicó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba