Invitados

Desaparecidos 10 años después

Aunque a destiempo, tal vez la recomendación signifique un avance para dar con el paradero de los tres queretanos desaparecidos el 10 de noviembre de 2009 en Saltillo.

Después de diez años de la desaparición forzada de los queretanos Irene Lugo Hernández, Héctor Rangel Ortiz y Milton Hugo Aguilar Torres, en Monclova Coahuila, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer la recomendación 25VG/2019 dirigida al presidente municipal de Monclova y al fiscal general de Coahuila.

¿Cómo es posible que la CNDH, de Luis Raúl González Pérez, haya tardado tantos años en emitir una recomendación? Aunque parezca inaudito, hasta después de diez largos años de dolor y sufrimiento de los familiares por la ausencia de los desaparecidos, es que la CNDH hizo llegar la recomendación a las autoridades responsables del caso, sin que esto signifique que la acatarán porque ya sabemos, las recomendaciones son como las llamadas a misa, quien quiere les hace caso.

Aunque a destiempo, tal vez la recomendación signifique un avance para dar con el paradero de los tres queretanos desaparecidos el 10 de noviembre de 2009 en Saltillo, Coahuila a manos de la policía municipal; convirtiéndose en las primeras personas de nuestra entidad en víctimas de desaparición forzada (cuando intervienen agentes del Estado).

Recuerdo que las desapariciones de Irene Lugo Hernández, Héctor Rangel Ortiz y Milton Hugo Aguilar Torres, fueron dadas a conocer públicamente por sus familiares en Plaza de Armas en 2011, durante las movilizaciones del Movimiento con Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta a Javier Sicilia.

Fue también a partir de la desaparición de Héctor Rangel Ortiz, en que la hermana de este, Brenda Ivonne Ortiz Rangel, creó la asociación civil Desaparecidos Justicia, que agrupa a otros familiares de personas desaparecidas quienes, desde aquel momento, han exigidocon marchas y plantones que las autoridades locales y federales tomen cartas en el asunto.

La CNDH recomienda al fiscal general de Coahuila y al presidente municipal de Monclova reparar integralmente el daño a los familiares de las personas desaparecidas, que contemple el pago de compensación e indemnización justa; inscribirlas en el Registro Nacional de Víctimas; proporcionarles atención psicológica y realizar una disculpa pública por las violaciones a derechos humanos cometidas.

Al fiscal general se le pide, específicamente, integrar y perfeccionar la Averiguación Previa iniciada con la finalidad de instrumentar las medidas necesarias para conocer el destino final de las víctimas; capacitar al personal en materia de desaparición de personas y atención victimológica; colabore con la CNDH en la presentación y seguimiento de la denuncia por la desaparición forzada de las víctimas y las omisiones de su personal, así como con la queja que se presente contra el personal responsable de los hechos.

Al presidente municipal de Monclova se le solicita capacitar a los elementos policiales en materia de derechos humanos; emitir una circular para que en desempeño de su encargo actúen bajo los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia; colaborar en la queja que se formule ante la Contraloría Municipal contra el personal responsable y proporcionar la documentación e información necesaria a la Fiscalía General de la República y estatal para integrar las averiguaciones previas relacionadas con el caso.

Esperemos que a partir de ahora, en que al frente de la CNDH ha sido nombrada la luchadora social, Rosario Piedra Ibarra, las víctimas de la violencia del Estado nos libremos de la tortuosa burocracia del organismo que vela por los derechos fundamentales de los mexicanos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba