Invitados

El discreto encanto de la burguesía

La madrugada del jueves 10 de noviembre, alguien, cuyo perfil no recuerdo, posteó en las redes sociales un video, exhibiendo a quien sería la futura Reina de Navidad 2022, en una situación comprometedora, íntima, vista por cientos de internautas porque, ya se sabe, en estas plataformas quien no es protagonista, es voyerista como decía Carlos Monsiváis. Sin embargo, la vida del video no duró mucho en el ciberespacio debido a que, al poco tiempo, lo eliminaron.

La joven exhibida era Lauren I, quien, un día antes, el 9 de noviembre, había sido presentada ante los medios locales como la próxima Reina de Navidad 2022, por Jaime García Alcocer, Director del Patronato de las Fiestas de Querétaro, quien resaltó el abolengo familiar de la futura reina y que tenía 16 años de edad.

Previamente, el 21 de octubre, el gobernador Mauricio Kuri González había posteado una imagen en Twitter en la que aparecía con la menor de edad, con el siguiente texto: “Les presento a Lauren, quien será nuestra Reina de Navidad 2022. ¡Qué rápido se está yendo el año!”.

En este sentido, en junio del año pasado, el congreso de Oaxaca prohibió los concursos de belleza y de reinas, con la finalidad de terminar con los estereotipos y la cosificación de las mujeres porque, justificaron, la violencia no empieza con el crimen que es la forma más extrema, comienza con la cosificación y la violencia simbólica.

Después de la difusión del video, algunos medios locales señalaron que, quienes difundieron el contenido del video en las redes sociales cometieron un delito, porque, de acuerdo a la Ley Olimpia, ésta busca proteger el derecho a la intimidad y el ejercicio libre o protegido de los derechos sexuales para resguardar la integridad de las personas y sancionar el ciberacoso.

El mismo 10 de noviembre, el director del Patronato de las Fiestas de Querétaro, emitió un comunicado, señalando, entre otros aspectos que “Por motivos personales, Lauren I, tomó la decisión de declinar al nombramiento como Reina de las Fiestas de Navidad 2022″.

Aunque a Lauren I todavía no le habían ceñido la tiara que la declarara formalmente reina de una de las más rancias y retrógradas tradiciones de Querétaro, su efímero e inédito nombramiento, de tan sólo 13 días, antes de ser coronada, seguramente será registrado en las páginas de la centenaria revista queretana, El Heraldo de Navidad, que da cuenta de los discretos encantos de la burguesía local.

Ante la declinación de la futura reina, el 11 de noviembre, el director del Patronato de las Fiestas de Querétaro, presentó ante los medios a Claudia I, como la joven que será coronada por el gobernador Mauricio Kuri González, el 9 de diciembre.

Al parecer, el Patronato de las Fiestas de Querétaro es una fábrica de reinas en serie, puesto que más tarda una en declinar o ser declinada, cuando enseguida presenta a otra que la sustituye. Por supuesto, sin que la sociedad queretana conozca los mecanismos utilizados para tal fin.

Cuando Jaime García Alcocer todavía no salía del enredo de la futura reina caída en desgracia, el 12 de noviembre atropelló a una joven ciclista, dándose a la fuga, razón por la cual la Unión de Asociaciones de Ciclistas de Querétaro, UCIQ, emitió un comunicado:

“La UCIQ rechaza cualquier tipo de violencia hacia los usuarios que ejercemos la movilidad activa: peatones y ciclistas. El día de hoy nos enteramos por las redes sociales, del brutal y vergonzoso acto de deshumanización, de un maestro de la Universidad Autónoma de Querétaro, funcionario público del gobierno del estado, representante de un partido político y Director de un patronato de las tradiciones queretanas más arraigadas de nuestro estado; Jaime García Alcocer, que cometió al atropellar a una compañera ciclista. Y en lugar de actuar con los valores que promulga en sus redes, se dio a la fuga”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba