Invitados

Licencias de paternidad en Querétaro

Entre juguetes, libros infantiles, biberones, pañaleras y carriolas, se llevó a cabo el foro Ley de paternidad en la LX Legislatura de Querétaro el pasado 06 de junio del 2022. Esta actividad ocurrió luego de que el Diputado Paul Ospital Carrera presentara una iniciativa para aumentar paulatinamente el número de días por Licencia de Paternidad, que sería una prestación para los trabajadores al servicio del Estado.

Esta propuesta presentada generó nuestro interés como Red de Masculinidades ‘Cómplices por la Igualdad’, pues coincide con nuestro eje de trabajo sobre la corresponsabilidad en los cuidados, con énfasis en el trabajo con los hombres. Nos parece importante incidir desde la política pública, porque a pesar de los avances de las mujeres en el ejercicio de sus derechos humanos, particularmente de su presencia en el mercado laboral, los hombres seguimos sin tener suficiente participación en el trabajo doméstico y los cuidados dentro de los hogares.

Sin embargo, la política pública aunque es una acción relevante para disminuir las brechas de desigualdades entre hombres y mujeres, la experiencia en el trabajo con hombres, me permite identificar tres desafíos para su incorporación en los cuidados: políticos, culturales y subjetivos.

Es un desafío político porque a los hombres como colectivo, poco nos ha interesado la incidencia en la agenda política que busca la igualdad sustantiva, por lo que cuesta articular alianzas estratégicas con los hombres que se encuentran en espacios para la toma de decisiones y que asuman un liderazgo importante para el cumplimiento de este objetivo. Es además necesario que las políticas públicas con perspectiva de género, busquen involucrar a los hombres como “receptores de acciones de intervención” (Rodríguez y Gutiérrez, 2015), reconociendo que la categoría de género no es sinónimo de mujeres, sino de las complejas relaciones de poder y desigualdad entre éstos.

También es un desafío cultural, porque la representación simbólica que tiene la presencia de los hombres en las diversas tareas que ocurren en el hogar, son feminizadas e incluso ridiculizadas. Basta ver la escena conocida como ‘el baile del mandilón’ en muchas bodas, en la cual se le coloca un delantal al hombre, se le pasa una escoba, se le da un bebé en brazos e incluso, la pareja simula golpearle con un cinturón. Esta representación sugiere que, para los hombres, participar de manera activa en estas actividades cotidianas, supone estar subordinados y subyugados por la pareja.

Es además un desafío subjetivo, porque para muchos hombres hacer trabajo doméstico o cuidar de sus hijas e hijos, supone ‘no hacer nada’, es decir, nada valioso o que genere ingresos. Lo anterior refleja el poco valor que tienen estas actividades cotidianas, no sólo a nivel económico sino a nivel social y personal.

Finalmente, es importante destacar que nuestra incidencia en las políticas públicas que buscan involucrar a los hombres en los cuidados, no pretende aumentar más derechos para los hombres, tampoco buscan únicamente que seamos más activos, presentes o cariñosos con nuestras hijas e hijos; la política pública con perspectiva de género tiene como meta más amplia impulsar acciones para la igualdad sustantiva y, por lo tanto, es una acción que apunta hacia la justicia social.

Contacto: complicesporlaigualdad@gmail.com/www.complicesporlaigualdad.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba