Información

Elsa Méndez y sus prejuicios sobre educación sexual

Aunque Elsa Méndez criticó la implementación de la educación sexual, lo cierto es que la misma no llega al 93% de estudiantes de primaria.

Las opiniones que Elsa Méndez Álvarez, diputada local del Partido Encuentro Social (PES), vertió en un programa de TVUAQ sobre la interrupción legal del embarazo, el matrimonio igualitario y la educación sexual están plagadas de falacias, manipulación de datos y discriminación hacia grupos de la diversidad sexual.

La legisladora que recientemente abandonó las filas del Partido Acción Nacional (PAN) estuvo el lunes 13 de enero en el programa Foro Jurídico, que se transmite a través de TVUAQ. La emisión iba destinada a hablar de “familia y algo más”, según la página del programa. Ante la falta de cuestionamientos y críticas a los comentarios de Méndez, Tribuna de Querétaro se dio a la tarea de verificar las afirmaciones de la diputada, autodenominada de “ultraderecha”.

Educación Sexual es pobre

Según la diputada, la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) no ha brindado los resultados esperados después de “al menos de 10 años” de su implementación y sólo ha significado una “negocio” “financiado por la ONU” para la venta de condones. Pero en los últimos años la implantación de la ESI en México ha sido básicamente pobre.

No obstante, según el informe Educación sexual integral: cobertura, homogeneidad, integridad y continuidad en escuelas de México, publicado en 2016 por el Centro de Investigación de Salud Poblacional del Instituto Nacional de Salud Pública (entre otros), durante 2012 apenas un 7 por ciento de los estudiantes de primaria habían recibido información sobre salud sexual reproductiva, en secundaria aumenta al 55 por ciento y en preparatoria baja dramáticamente al 14.5 por ciento; por lo que realmente no se ha implementado como se debería.

Por otro lado, según el Cuadernillo de la Situación de la Salud Sexual y Reproductiva realizado en 2014 por el gobierno anterior, indica que “las [mujeres] que no tienen escolaridad o cuentan con primaria incompleta comenzaron en la etapa media de la adolescencia de 15.9 y 16.5 años, respectivamente; las que cuentan con primaria completa a los 16.8 y 17.5 años”, muy lejos de los 11 a 12 años que pregona la diputada.

Al respecto, para la coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), Lluvia Cervantes, el sistema “de por sí capitalista” ha hecho que “hasta tomar agua sea un negocio”; por lo que, para ella, la declaración de Méndez sobre que el uso de preservativos es “un programa financiado por la ONU” para hacer de los anticonceptivos un “negocio” es una discusión ociosa que ni siquiera está relacionada con el que las personas tenemos capacidades de reproducción durante ciertos tiempos de nuestras vidas”. Agregó que se han ido ganando derechos para “que la sexualidad pueda separarse y no considerarse un sinónimo de la reproducción biológica”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba