Información

Querétaro, refugio de narcos

La detención o ejecución de importantes capos y el descubrimiento de narcolaboratorios y narcobodegas han dejado de ser “casos aislados”

Por: Noé Girón

En Querétaro, los casos “aislados” de delincuencia organizada e inseguridad referidos por las autoridades han dejado de ser la excepción para convertirse en situaciones frecuentes, que han puesto en evidencia: que el estado ha sido refugio de capos del narcotráfico, el aumento de “narcolaboratorios” en el sexenio del gobernador José Calzada Rovirosa e incluso aviones comerciales que han despegado del AIQ cargados con kilos de droga.

Detenciones de personajes ligados al crimen organizado han mostrado que éstos encontraron en la entidad un lugar de refugio y tranquilidad. Héctor Beltrán Leyva, “El H”, Enrique Plancarte, Amado Carrillo Fuentes, Daniel Arizmendi López y otros capos del narcotráfico o personajes de la delincuencia vivían en Querétaro cuando fueron detenidos.

Anteriormente, sólo se escuchaban rumores de que en Querétaro vivían líderes o familias del crimen organizado o que el estado era un lugar de refugio y treguas. Sin embargo, las evidencias fehacientes de ello comenzaron a surgir.

Daniel Arizmendi López, “el Mochaorejas”

La «aislada» relación entre el crimen organizado y Querétaro comenzó a intensificarse a finales de los años noventa, cuando Daniel Arizmendi López, “el Mochaorejas”, secuestró y asesinó al empresario Raúl Nieto del Río, miembro de una familia propietaria de “Empresas Nieto”.

“El Mochaorejas”, nombrado así por cortar las orejas de sus víctimas para posteriormente enviarlas a sus familiares y pedir recompensa, fue aprehendido por la PGR en Naucalpan, Estado de México. Sin embargo, durante una entrevista, Daniel Arizmendi declaró que después de huir de Cuernavaca, Morelos, se trasladó a una “zona turística” de la ciudad de Querétaro, en donde rentó un departamento amueblado.

Aproximadamente10 días después, Arizmendi habría comprado una propiedad en la colonia Santa Bárbara, municipio de Corregidora.

En esa vivienda, “el Mochaorejas” enterró a Raúl Nieto del Río, después de que en la operación de secuestro, realizada en la carretera Querétaro-Celaya, uno de los delincuentes disparó contra el empresario provocándole la muerte.

Después de su detención en el Estado de México, Daniel Arizmendi López fue trasladado a la capital queretana para que rindiera su declaración. Posteriormente, fue trasladado a la Ciudad de México, en donde fue sentenciado a 50 años de prisión.

Amado Carrillo Fuentes, “El señor de los cielos”

En 1997, la Procuraduría General de Justicia dio a conocer —mediante un comunicado— la muerte del narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, líder del Cártel de Juárez. Según la PGR, “El señor de los cielos” tenía al menos cinco viviendas en el estado de Querétaro; 4 en Colinas del Cimatario y una en la colonia Plazas del Sol.

Asimismo, se dio a conocer que durante su estancia en Querétaro, Amado Carrillo se hacía conocer como el “ingeniero Beltrán”, un ganadero del norte del país, quien vivía con su esposa, conocida como “la señora Marcela”, y su hija.

Existe también evidencia de que el llamado “señor de los cielos” realizaba fiestas en Querétaro con celebridades como “Tatiana”, “La Chilindrina”, “Lucero” y “El Mariachi Vargas de Tecatitlán”. E incluso se mostraron evidencias de que Amado Carrillo quiso comprar, en su momento, el Estadio Corregidora mediante un intermediario, así como varios terrenos de la zona centro sur.

Sólo después de su muerte se supo quién era en realidad aquel “ingeniero Beltrán”, el hombre que realizaba fiestas en el salón Versalles o en el Hotel Misión Juriquilla.

Enrique “Kike” Plancarte

El 31 de marzo de 2014, Enrique Plancarte —entonces líder del cártel de “Los Caballeros Templarios”— fue ejecutado por elementos de la Secretaría de Marina en el municipio de Colón, en un operativo en el que no participaron ni del que fueron avisados los cuerpos de seguridad del gobierno estatal.

“Kike” Plancarte habría llegado a vivir a la entidad al menos tres semanas atrás, buscando de las autoridades.

La casa en donde vivía Enrique Plancarte era carente de lujos y, según habitantes de la zona, él se transportaba en una camioneta gris acompañado de otras personas. Asimismo, lo describieron como una persona amable que solía saludar; sin imaginar que pertenecía al cártel de “Los Caballeros Templarios”.

Héctor Beltrán Leyva, “El H”

Siete meses después, la PGR comunicó la detención de Héctor Beltrán Leyva, también conocido como “El H”, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos. La detención se llevó a cabo en San Miguel de Allende, Guanajuato, pero el líder del Cártel de los Beltrán Leyva vivía en Querétaro, en Juriquilla.

Al momento de su detención, Beltrán Leyva se encontraba acompañado de Germán Goyeneche Ortega, quien fue identificado como su “operador financiero”. Goyeneche era conocido por ser un empresario y militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Con un perfil bajo, Héctor Beltrán Leyva se daba a conocer como comerciante de bienes inmuebles y de obras de arte.

Cabe destacar que ninguna de las detenciones o identificaciones de estos criminales fue realizada por autoridades locales, ya fuesen municipales o estatales.

Narcolaboratorios, narcobodegas y narcoaviones

Otros de los casos “aislados” en el estado han sido los “narcolaboratorios” desmantelados en diversos municipios de la entidad.

En 2011, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró un complejo industrial en el fraccionamiento industrial La Noria, El Marqués, en donde se producían alrededor de 150 kilogramos de drogas sintéticas cada 6 días.

En ese mismo lugar, las autoridades decomisaron mil 462 tambos —de 200 litros cada uno— con sustancias que se utilizan para la elaboración de drogas sintéticas.

En marzo del 2013, el Ejército mexicano, en colaboración con la PRG y la PGJ, aseguró tres inmuebles en el municipio de Amealco, en donde encontraron diversas sustancias que se utilizan para la elaboración de drogas sintéticas.

En junio del mismo año, la policía del municipio de Corregidora encontró una presunta “narcobodega”, en donde también se encontraron precursores químicos para la elaboración de estupefacientes.

En agosto del 2013, en la comunidad de La Palma, Colón, también se encontraron precursores químicos para la elaboración de drogas sintéticas.

En marzo del 2014, la Dirección de Seguridad Pública y Protección Civil llevó a cabo el aseguramiento de un inmueble en donde se aseguraron químicos para la fabricación de drogas sintéticas y equipo para su fabricación.

Por último, un caso que trascendió internacionalmente fue el del avión mexicano derribado en Venezuela el 4 de noviembre del 2013, mismo que presuntamente traía un cargamento “full” de cocaína, según el presidente Nicolás Maduro.

La aeronave despegó el 1 de noviembre del Aeropuerto Internacional de Querétaro (AIQ) y era tripulada por Manuel Eduardo Rodríguez Benítez, identificado como uno de los principales lavadores de dinero de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba